Por 100 millones menos de lo que pagó Carlyle en 2007

Un inversor hindú compra la antigua sede de Telefónica en Barcelona

El inversor Harry Mohinani ha comprado el edificio Estel

La inmobiliaria española Renta Corporación ha gestionado la operación

El empresario textil de origen hindú Harry Mohinani ha acordado la adquisición del edifcio Estel, en Barcelona, antigua sede de Telefónica, por 56,4 millones de euros. La operación ha sido comunicada por la inmobiliaria española Renta Corporación, cuyo presidente Luis Hernández de Cabanyes, ha firmado el acuerdo de venta junto con el propio Harry Mohinani, que lleva a cabo la adquisición a través del grupo Platinum Estates. El empresario Juan Luis Segalerva, representante en España de Mohinani, también ha firmado la compra, asesorada por el despacho Garrigues. Tras la venta, Renta Corporación llevará a cabo la reforma del inmueble con una inversión prevista de otros 45 millones de euros, para convertir el activo en un edificio de viviendas.

Los 100 millones de euros que invertirá en total Mohinani en la operación es menos de la mitad de lo que Carlyle, una de las mayores sociedades de capital riesgo del mundo, pagó por el inmueble en el año 2007, 219 millones de euros. Carlye adquirió el edificio a través de la sociedad Cerep Investment, que entró en concurso de acreedores la pasada primavera. 

De acuerdo a fuentes conocedoras de la operación, el edificio se encuentra abandonado desde hace casi tres años y había sufrido robos de material de cobre.

Normas