La empresa pedirá autorización para emitir deuda

Día clave para Pocoyó: celebra junta al borde del concurso

Pocoyó, Elly y Pato, protagonistas de la serie, jugando a las construcciones.
Pocoyó, Elly y Pato, protagonistas de la serie, jugando a las construcciones.

Zinkia Entertainment, la productora de Pocoyó, celebra hoy una junta de accionistas con apenas 15 días de plazo antes de agotar el preconcurso de acreedores y entrar en concurso. La empresa, después de ver frustrada una emisión de deuda en octubre, entró en preconcurso el día 31, situación que expira a los cuatro meses: necesita con urgencia refinanciar 11 millones de euros.

En la junta, la empresa pedirá autorización para una emisión de deuda para rescatar a la empresa del proceso concursal. No obstante, aunque obtenga la luz verde de los accionistas, Zinkia ya fue incapaz de convencer al mercado en la emisión de deuda de octubre, que pagaba tipos del 11%, a causa de sus problemas de tesorería que la CNMV forzó a la empresa a reconocer públicamente en el folleto de la emisión.

La compañía, que ha reconocido una desviación presupuestaria de más del 10% para el ejercicio 2013, ha subrayado que las obligaciones convetibles resultan una “forma eficiente” de financiación en términos de coste o de emisión, eventualmente, de nuevo capital. “Pone a disposición de la sociedad un mecanismo rápido y eficaz de financiación con el que fortalecer su balance, reforzar su estructura financiera e, incluso, acometer iniciativas de inversión y crecimiento que, dadas las especiales circunstancias económicas actuales, puedan resultar de interés estratégico para el interés social”, ha subrayado la productora.

La junta se saldará, previsiblemente, con el visto bueno a los planes de la compañía, toda vez que el presidente, José María Castillejo, controla el 64% del capital. No obstante, la sociedad a través de la que ostenta esta participación, Jomaca 98, ha sido declarada en concurso voluntario de acreedores por los Juzgados de lo Mercantil de Madrid.

El segundo accionista es el empresario mexicano Miguel Valladares, con una participación del 11,2%. Valladares podría arrebatar el mando a Castillejo y convertirse en primer accionista, si ejecuta un crédito que adquirió a Bankia que tenía, entre otras garantías, el 33% de la participación de Castillejo en Zinkia (la otra mitad la tiene pignorada), con lo que alcanzaría la mayoría del capital, si bien tendría que lanzar una opa.

Normas