Apple podría lanzar al mercado el iPen, el super-stylus definitivo

Desde el año 2012, Apple ha presentado más de 22 patentes de un posible stylus que serviría como accesorio para toda la gama de dispositivos táctiles de la compañía: iPhone y iPad. La última ha sido conocida recientemente, en la que se descubren numerosas y novedosas funcionalidades que lo hacen más un objeto ideal de espía de Hollywood, que un simple accesorio.

Desde el lanzamiento de estos dispositivos, son muchas las marcas que se han lanzado a diseñar stylus para todo los dispositivos táctiles del mercado, como la compañía Wacom, o fabricantes que han decidido acompañar a sus smartphones y tablets de stylus propios como ha venido haciendo Samsung en su Galaxy Note. Por ello, parece que es hora de que Apple se plantee lanzar al mercado su propio stylus, conocido bajo el nombre de iPen, y que gozaría de numerosas características por encima de la media de stylus comercializados actualmente.

Un stylus a medida

En las especificaciones de la patente hemos podido descubrir que se trataría de un dispositivo modular, es decir, que sus piezas serían separables permitiendo eliminar o añadir módulos con diferentes especificaciones cuando el usuario requiera.

Otras de las virtudes del iPen sería la capacidad de proyectar imágenes, servir como un puntero láser o incluso como un dictáfono. En el apartado del módulo proyector, se incluiría no sólo la capacidad de proyectar imágenes en una superficie, sino que además se cree que se podría llegar a editar documentos moviendo el stylus sobre la imagen proyectada (recordemos que esto sería posible gracias a la estructura modular del iPen). Además, podría incluir una cámara capaz de detectar el movimiento de forma similar a un ratón óptico o como un escáner.

Hiperconectado

El sistema podría incluir además grabación de audio y cámara. De esta forma los archivos quedarían almacenados en el iPen para su posterior transferencia a los diferentes dispositivos iOS via Bluetooth, Wi-Fi e incluso tecnología móvil.

Por otra parte, el stylus se emparejaría con los dispositivos iOS mediante Bluetooth, por lo que se añadiría un plus de ventajas gracias a la detección del movimiento y dirección del iPen. Además, gracias a la inclusión de giroscopio y acelerómetro, también sería posible la detección de movimientos en el aire. Un ejemplo de esto sería la capacidad de pasar de hoja en cualquier documento con un simple gesto, sin la necesidad de establecer contacto real con el dispositivo. De la misma forma podría transformarse en el sustituto de los ratones, convirtiendo este movimiento en el principal controlador de un Mac, por ejemplo.

Con tantas funcionalidades, el iPen se alejaría de ser un simple stylus, para convertirse en un dispositivo independiente. Y lo más importante, un dispositivo con autonomía limitada, y por ello otra de las importantes características a analizar es el método de recarga. Una de las posibilidades planteadas sería la recarga inalámbrica por proximidad, así como la alternativa de emplear baterías alcalinas o de zinc estándar no recargables.

Veremos si el año 2014 será finalmente el de los accesorios Apple, con tantos rumores acerca de los wearables como el iWatch o el mencionado iPen. Muchos se muestran escépticos a la hora de pensar en el lanzamiento de un stylus de dichas características, cuando una de las máximas en las presentaciones de los primeros dispositivos táctiles de la manzana era la capacidad de ser manejados con un elemento innato al ser humano: nuestros propios dedos.

Más información: SmartZona.es.

Normas