Un máximo del 2% del capital

Empiezan a cotizar las acciones del 'scrip dividend' del Santander

La entidad bancaria deberá digerir en la seisón de hoy un máximo de 227 millones de nuevas acciones emitidas para el pago del primer dividendo en títulos de 2014, correspondiente a los resultados del año pasado. Así, en vez de pagar el dividendo en efectivo, la entidad amplía capital y reparte a los accionistas derechos de suscripción de las acciones nuevas, dando la opción al inversor de vendérselos al banco a un precio fijo. También puede venderlos en el mercado o quedarse las nuevas acciones.

De este modo, la cifra definitiva de acciones que empiece a cotizar en la sesión de hoy dependerá de los inversores que hayan elegido cobrar el dividendo en efectivo, pues en este caso las acciones no llegan a emitirse. Al tratarse de una parte importante de capital, la cotización de las nuevas acciones puede suponer una presión vendedora adicional para el valor.

SANTANDER 2,22 0,05%

Este mecanismo tiene para el banco la ventaja de que las nuevas acciones no le cuestan dinero, y solo tiene que desembolsar el dinero correspondiente a los inversores que venden el derecho. Para el accionista, se trata de una fórmula que le obliga a elegir entre cobrar el dividendo y ver diluida su participación en la empresa o no cobrar nada. Así, el 21,9% de las acciones de Santander corresponde a este tipo de ampliaciones de capital, y el banco ha ahorrado 14.500 millones mediante esta fórmula, que le ha permitido reforzar sus reservas.

Normas
Entra en El País para participar