Restoy afirma que el visto bueno de Bruselas está "en fase avanzada"

El fracaso de la fusión Unicaja-Ceiss costaría 1.000 millones más, según el FROB

La venta de acciones de Bankia se hará en "el momento y en la modalidad" más rentables

El presidente del Frob Fernando Restoy
El presidente del Frob Fernando Restoy

Las ayudas públicas concedidas a Unicaja para atar su fusión con Ceiss han merecido la pena porque no darlas habrían elevado en 1.000 millones "suplementarios" el coste público que hubiera tenido liquidar la unión de cajas castellanas, ha defendido esta mañana el presidente de la Comisión Rectora del FROB, Fernado Restoy.

"El coste suplementario que supondría para el FROB la resolución de esta entidad, si no prosperase la operación con Unicaja Banco, podría situarse próximo a los 1.000 millones de euros", ha asegurado. Una estimación, ha añadido, que ha sido facilitada por "un experto independiente" que ha elaborado un informe sobre la materia a instancias del FROB.

Además de las inyecciones por más de 1.000 millones de euros que el Estado ya había facilitado a Ceiss en solitario, el FROB ha aceptado sumar hasta 402 millones de euros más en ayudas publicas para engrasar la fusión más postergada de la banca española.

En concreto, a los 200 millones que se pactaron la pasada primavera para hacer frente a vicios ocultos de Ceiss -cuyo grueso irá a hora a cubrir el arbitraje del FROB para los antiguos preferentistas de las castellanas que hayan aceptado la oferta de Unicaja- el FROB ha sumado 241 millones más para pagar las costas judiciales de los bonistas que no habiendo aceptado la oferta, demanden al grupo.

Aunque la concesión de estas ayudas públicas ha sido negociada con Bruselas, que a priori a aceptado a cambio de nuevos recortes de oficinas, personal y volumen de negocio de la entidad, el acuerdo está sujeto a hora al visto bueno de la Comisión Europea.

Un paso que "se encuentra en fase avanzada de negociación con los servicios técnicos de la Comisión Europea, cuyo colegio de comisarios deberá aprobar formalmente la reforma del plan", ha adelantado Restoy, asegurando que el proceso finalizará "en las próximas semanas" y antes del 31 de marzo, fecha límite que ha dado Unicaja para dar marcha atrás, como muy tarde.

Subasta de Catalunya Banc

El presidente de la Comisión Rectora del FROB, Fernando Restoy, ha avanzado hoy también durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, que el análisis inicial previo a la subasta de Catalunya Banc "está prácticamente finalizado".

 "N+1 contrató a Ernst & Young para la elaboración de la due diligencie financiera, laboral, fiscal y legal de Catalunya Banc", ha explicado Restoy, avanzando que "paralelamente, N+1 está identificando las contingencias y palancas de valor de la entidad".

A partir de ahí, siguiendo el consejo de la consultora McKinsey, que "aconsejó al FROB a ejecución en el corto plazo de la desinversión con el objeto e minimizar el coste de la resolución de la entidad para el contribuyente", el Estado tratará de privatizar la unión de cajas catalanas por tercera vez.

Un proceso, ha expuesto Restoy, que puede incluir "en paralelo la venta de alguna cartera de la entidad, siempre que ello incremente el retorno obtenido por el FROB", lo cual, según avanzó el ministro de Economía, Luis de Guindos, hace unos días, no pasa por trocear la firma.

El Gobierno ha avanzado que el proceso de privatización de la entidad podría culminar antes del verano y que los fondos internacionales podrán tener un papel en la puja similar al que tuvieron en Novagalicia.

Pistoletazo de salida a la privatización de Bankia

"El FROB va a proceder a contratar en los próximos días un banco de inversión o asesor financiero independiente, encargado de realizar una análisis de la estrategia de desinversión" del Estado en la nacionalizada Bankia. Así lo ha adelantado esta mañana el presidente de la Comisión Rectora del FROB, Fernando Restoy, también durante en su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados.

Este movimiento responde a la fuerte revalorización que han venido experimentando las acciones de Bankia en los últimos meses, que llevaron momentáneamente a los títulos a superar los 1,35 euros, igualando el precio al que entró el FROB en la ampliación de capital de la firma y abriendo la puerta a una privatización rentable o, al menos inocua, para las arcas públicas.

 Aunque las acciones de la firma han caído de nuevo de dicha cota, el Gobierno considera que la ventana de oportunidad podría abrirse de nuevo en los próximos meses, con lo que el FROB contará con la ayuda de un experto para valorar el cómo y el cuándo de la operación.

"Se trata, lógicamente, de una operación de gran calado que solo debe acometerse tras identificar cuál es el momento y la modalidad de ejecución que permite maximizar el retorno para la Hacienda pública", ha avanzado Restoy.

 Restoy ha querido dejar claro que los planes de desinversión que el FROB tiene sobre la mesa, como ocurre en paralelo con Catalunya Banc o BMN, están "guiados por los objetivos de interés público que marca la ley, en particular, por la minimización del coste para el contribuyente de la reestructuración de nuestro sistema bancario.

Normas
Entra en El País para participar