Guindos presenta la hoja de ruta de salida de la recesión

Los seis ejes para que se consolide la recuperación

Luis de Guindos,ministro de Economía, en un almuerzo organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección y Deloitte.
Luis de Guindos,ministro de Economía, en un almuerzo organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección y Deloitte.

“En España ha habido un cambio de ciclo. El reto es consolidar un crecimiento económico que, pese a ser frágil, estará próximo al 1% este año y permitirá crear empleo en la primera mitad del año”, ha apuntado en un almuerzo organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte. En su discurso desgranó los que, a su juicio, serán los seis ejes sobre los que se fundamentará la consolidación de la recuperación en España.

Unión bancaria

El titular de Economía aseguró que es imprescindible culminar el proceso de la unión bancaria, en especial uno de los elementos que más ha dividido a los socios europeos: la constitución de un mecanismo único de resolución bancaria. “Espero que se haya alcanzado un acuerdo antes de mayo”, apuntó. En los últimos borradores, Alemania ha visto reconocidas algunas de sus reivindicaciones, como la de mantener separadas la contribución de las entidades de cada país al fondo de resolución europeo, para saber en todo momento cuándo se ha agotado su aportación. Solo entonces se podrían poner en marcha los mecanismos de solidaridad supranacional

Compatibilizar déficit y recaudación

Guindos resaltó que es innegociable la reducción del déficit en los términos pactados con Bruselas, aunque apuntó que serán necesarios nuevos incentivos al ahorro y garantizar una capacidad de recaudación que permita financiar los servicios públicos. Todos los cambios irán en la reforma fiscal.

Sector financiero

“El tema ya no es la solvencia, es la recuperación de la rentabilidad”. En su opinión hay que pasar de las dudas sobre la calidad de los activos de las entidades financieras a que sus resultados muestren una mejora de la rentabilidad futura, compatible con la concesión de crédito.

Aunar desapalancamiento y crédito

Guindos avanzó que el ratio de deuda del sector privado respecto al PIB ha bajado del 230% al 200%. “Hay que seguir bajándolo y esto tiene que ver con mejorar los flujos de financiación y que convivan con una deuda coherente”.

Ganar competitividad

Las ganancias de competitividad logradas en los últimos años, gracias a la moderación salarial y a la inflación baja, “deben continuar”. Gran parte de esas ganancias las achacó Guindos a la reforma laboral. “Los mejores frutos los vamos a ver en los próximos meses, con la reducción del umbral de crecimiento para crear empleo”, apuntó.

Más libertad en bienes y servicios

El titular de Economía avanzó una segunda ronda de liberalización de bienes y servicios y una racionalización de la normativa autonómica a través de la ley de unidad de mercado.

 

 

Se acelerará la refinanciación a las empresas

La novedad más importante que el ministro de Economía desveló en su intervención es el interés del Ejecutivo por incluir en la Ley Financiera algún mecanismo para agilizar las reestructuraciones y refinanciaciones de deuda. “El objetivo es que estos procesos largos y complejos no afecten a los activos solventes a medio y largo plazo y que tienen capacidad para generar empleo”, subrayó. Guindos señaló que se están analizando todas las situaciones para tratar de determinar como acelerar ese proceso.

En ese texto legal también se van a incluir otras formulas novedosas para que el grifo del crédito bancario se abra y para crear otras fórmulas extrabancarias. En el primer caso baraja elevar la presión a la banca para que mantenga las pólizas de credito a empresas solventes que, si bien pueden hacer frente al pago de los intereses, no pueden hacerlo con la amortización del principal. Además, las entidades tendrán que dar un preaviso, tanto para la cancelación de la póliza como para el cambio de condiciones.

Para la financiación extrabancaria, el Ejecutivo estaría sopesando la posibilidad de crear un mecanismo atractivo fuera del sector bancario para que gestoras multinacionales tuvieran un incentivo para empezar a comprar deudas empresariales con descuento. Se trataría de replicar el modelo del factoring o del confirming, que tanta demanda ha tenido en los últimos años como consecuencia del menor crédito bancario a corto plazo.

Normas