El detalle de la fórmula de cálculo ocupa 636 páginas
El economista del CSIC Ángel de la Fuente, que ha elaborado la nueva metodología para calcular las balanzas fiscales.
El economista del CSIC Ángel de la Fuente, que ha elaborado la nueva metodología para calcular las balanzas fiscales. EFE

Hacienda publica la metodología para calcular las balanzas fiscales

De la Fuente, autor de la nueva metodología, se muestra muy crítico con el discurso de la Generalitat

Los resultados de los saldos fiscales se conocerán en marzo y serán realizados por profesores universitarios

El Instituto de Estudios Fiscales (IEF), órgano dependiente del Ministerio de Hacienda, ha publicado hoy en su página web la nueva metodología para calcular las balanzas fiscales que, a partir de ahora, se han bautizado con el nombre de "sistema de cuentas públicas territorializadas". La nueva fórmula de cálculo ha sido elaborada por los profesores universitarios Ángel de la Fuente, Ramón Barborán y Ezequiel Uriel. La explicación de la fórmula de cálculo ocupa más de 600 paginas y los resultados se presentarán en marzo. 

Estos tres expertos entienden que las balanzas fiscales que se han publicado hasta ahora ofrecen muy poca información, ya que solo reflejan el saldo de cada comunidad autónoma respecto a la Administración central. Es decir, qué aportan los ciudadanos de cada autonomía a las arcas públicas y qué reciben. En su opinión, las "cuentas públicas territorializadas" ofrecen una visión más detallada de los flujos fiscales. De la Fuente rechaza, como sugirió el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que las balanzas fiscales vayan a desaparecer. Asegura que su propuesta únicamente aporta más información. Ramón Barberán, profesor de la Universidad de Zaragoza, indica que las cuentas territorializadas ofrecerán el saldo fiscal de cada comunidad -como se hacía con la anterior metodología- y, además, incluirán el detalle del resultado de variables importante a la hora de calibrar la equidad territorial. 

La Generalitat de Cataluña ya ha mostrado su recelo ante la nueva metodología, que recurre al llamado enfoque carga-beneficio. Bajo esta perspectiva, una inversión como la T4 del Aeropuerto de Barajas se imputa a la Comunidad de Madrid, pero también se asigna al resto de autonomías en la medida en que sus ciudadanos se benefician de la infraestructura. Cataluña es partidaria de llamado método flujo monetario, donde las inversiones se atribuyen allí donde se realiza el gasto público. Con este método, la Generalitat denunció que presentaba un déficit fiscal de 16.400 millones en 2010. De la Fuente sostiene que los cálculos son equívocos. Pone como ejemplo que no tiene sentido que el gasto de defensa se impute solo en función de la zona en la que existen instalaciones militares. 

En cualquier caso, el Instituto de Estudios Fiscales ha publicado la información del ejercicio 2011 para que las comunidades y otros expertos puedan realizar sus propios cálculos con la metodología que prefieran. De la Fuente defendió la semana anterior que la financiación per cápita de Madrid y Cataluña -las dos comunidades que con más insistencia han criticado el modelo autonómico- se encuentra en la media. Según sus cálculos, la Comunidad Valenciana y Andalucía sí que sufren una financiación por habitante inferior al promedio. En cambio, Extremadura o Asturias reciben recursos por encima de la media. 

Normas
Entra en EL PAÍS