El carry trade compensa la caída del margen de negocio

La gran banca duplica este año las ganancias con operaciones en el mercado de valores

En la cartera global, las operaciones financieras suman 11.200 millones en ingresos

La gran banca duplica este año las ganancias con operaciones en el mercado de valores
EFE

El beneficio de la banca por operar en los mercados se disparó en 2013 hasta los 4.453 millones de euros, según las cuentas publicadas por BBVA, Santander, CaixaBank, Bankia, Banco Popular y Banco Sabadell. Según estas cifras, el resultado por operaciones financieras de estas seis firmas duplica el del ejercicio anterior, cuando ingresaron 2.243 millones de euros más por esta vía.

El resultado de operaciones financieras refleja las plusvalías (o minusvalías) obtenidas por un banco al operar en los mercados con acciones, bonos o derivados que forman parte de su cartera de negociación. No incluye dividendos o intereses.

Banco Santander es el líder del sector en este tipo de operaciones, con un resultado de 3.469 millones de euros en 2013 por el cómputo global de transacciones, pero es de los bancos que menos crece: un 28,6%. Tomando únicamente su cartera de negocio en España, la cifra se reduce a 611, que es el dato utilizado para la comparación anterior, y arroja un alza anual del 183,5%.

BBVA ganó en el mercado internacional 2.527 millones, un aumento del 43%, aunque por su negocio en España, los ingresos por operaciones financieras bajan a 807 millones, un 215% más que en 2012.

A nivel nacional, el claro beneficiario de este tipo de operaciones es Sabadell, que pasó de ganar en los mercados 546 millones en 2012 a 1.479 millones el año pasado, un alza del 170%.

Por su parte, Popular y CaixaBank obtuvieron 462 y 679 millones cada uno, con crecimientos cercanos al 50%, mientras que Bankia fue la entidad más modesta en este sentido: aumentó un 19,3% el resultado hasta 415 millones.

Bankia, finalmente, ha obtenido 415 millones este año frente a los 348 del ejercicio anterior por operaciones financieras.

Estas cifras incluyen, fundamentalmente, las plusvalías obtenidas en las operaciones con deuda pública española, pero no el interés que devenga. En otras palabras, el carrytrade mediante el que la banca pedía dinero al BCE al 1% y los colocaba en deuda española a tipos muy superiores no computa en este apartado (el diferencial forma parte del margen de intereses). Pero sí el dinero que saca la banca vendiendo la deuda que compró a precios bajos cuando la prima de riesgo estaba disparada.

Así, un bono emitido en 2008 a 15 años (vencimiento en 2024) llegó a cotizar en los peores días de junio al 78% de su valor nominal (lo que devolvería el Tesoro en la fecha de vencimiento). Ese mismo bono cotiza hoy al 109%; una revalorización máxima del 38% que supondría plusvalías para el banco que comprase en esos momentos.

Durante la peor etapa de la crisis de deuda, la banca fue el principal comprador de los activos de Tesoro: la cartera de deuda registrada (descontando operaciones temporales o de préstamo) de las entidades financieras pasó de ser el 16% del total a finales de 2010 al 34% a finales de 2012: pasó de 76.000 a casi 200.000 millones, un alza del 163% No obstante, durante 2013 esta cartera de deuda pública española apenas ha crecido un 10%, y desde junio ha retrocedido.

Normas