Un 67% de los recortes de los nuevos parámetros afectan a estas energías

El Gobierno elimina los incentivos a los parques eólicos anteriores a 2004

Define casi 1.600 estándares

La AEE la califica de "retroactiva" y "expolio"

Parque eólico de Carnota (A Coruña).
Parque eólico de Carnota (A Coruña). Efe

El Ministerio de Industria soltó ayer la bomba al enviar a la CNMC la propuesta de orden por la que se establecen los parámetros retributivos de las energías del régimen especial que sustituyen al actual sistema de primas a la producción que afecta a empresas renovables, cogeneración y residuos. El texto corrió como la pólvora después de que el organismo supervisor lo enviara a los miembros del consejo consultivo de la electricidad en el que participan las empresas del sector, las asociaciones de consumidores y las comunidades autónomas, que tienen 20 días para presentar alegaciones.

A falta de un análisis sosegado de los textos remitidos a la CNMC (la orden y su memoria económica suman 265 páginas y los anexos otras 1.273), la citada memoria confirma lo que era un rumor: que los parques eólicos que comenzaron a funcionar antes de 2004 “no percibirán retribución específica, por haber superado la rentabilidad razonable establecida por la ley” (el 7,503% en estos momentos), por tanto, solo recibirán desde ahora el precio del mercado.

50.000 millones de euros en primas han cobrado las renovables entre 2000 y 20013, según el ministerio

De los 22.800 MW eólicos instalados en la actualidad, 8.440 MW son anteriores a 2004 (un 37%). El año pasado la eólica percibió 2.000 millones de euros sobre un total de 9.000 millones, y fue la responsable de la mitad de la energía producida por el régimen especial, con 48.329 GWh. Iberdrola es la primera del sector, con 5.500 MW, seguida de Acciona, con 4.228;EDP, con 2.000 y Enel Gren Power, con 1.400. La Asociación Empresarial Eólica (AEE) calificó la medida de “expolio” y de “error político histórico”, al calcular que un 67% de los recortes previstos (unos 1.750 millones este año) se aplicarán a sus asociadas. Y se lamenta, además, de que a los parques que mantendrán la retribución sufrirán un recorte del 50%.

El nuevo modelo fija una retribución a la inversión y a la operación con la que cubrir los costes necesarios para competir y obtener una rentabilidad razonable. Para ello tiene en cuenta toda la vida regulatoria de la instalación, lo que deja a muchas fuera. El ministerio ha elaborado una clasificación de instalaciones tipo, con un código específico en función de la tecnología, potencia, antigüedad, etc. y le han salido casi 1.600 estándares o tarifas. La mayoría, para la cogeneración (806 parámetros para 985 instalaciones) y la fotovoltaica (576 para 60.600 plantas). En el caso de los 1.325 parques eólicos se han definido 23 estándares, mientras que las 50 termosolares se regirán por 18. Esta proporción se ha considerado por parte de sus competidoras como “un traje a medida a la termosolar” máxime cuando muchas de estas plantas, que solo aportan un 3,3% de la energía renovable, pasarán a cobrar más que antes.

Según la memoria económica de la orden ministerial, determinadas plantas puestas en marcha a partir de 2008 o 2011 verán incrementar su retribución en un millón de euros o más. Y es que la termosolar recibirá una retribución por costes de operación, algo que han criticado la eólica y la fotovoltaica, que consideran que se le reconocen costes variables en los que apenas incurre, pues utiliza gas en pequeña medida para producir.

Además de retroactiva, la Asociación Eólica califica la nueva normativa como “la más perniciosa que se ha dictado nunca en ningún país contra el sector”. La medida condena a las empresas a la depreciación de los activos y a sufrir serias dificultades financieras, según la AEE.

Las acciones de las principales afectadas cayeron ayer ligeramente: las de Acciona, un 0,27% (esta compañía ya había sido castigada en las últimas semanas); las de Iberdrola, un 1,25% y las de ACS, un 2,15%

 

Toda la fotovoltaica sufrirá recortes

Por número de instalaciones y empresas, la tecnología más afectada por el nuevo modelo retributivo es la solar fotovoltaica. En España existen 60.600 plantas de este tipo con una capacidad de 4.600 MW, que representan un 12% de la potencia instalada y un 8% de la energía producida en el régimen especial. Se trata de plantas de nuevo cuño: la mitad se instaló en 2008 y un 28% tienen menos de cinco años.

En la memoria económica de la orden de estándares, el ministerio subraya que la fotovoltaica recibió el año pasado 2.600 millones de euros en concepto de primas, pero no desvela cuál es el recorte global para este sector. En cualquier caso, ofrece varias muestras del resultado de aplicar algunos de los 576 estándares con los que se retribuirá a la fotovoltaica. Así, para una instalación de 1 MW que arrancó en 2008 con una media anual de funcionamiento de 1.648 horas pasaría a cobrar este año 686.00 euros frente alos 637.000 del año pasado. Por contra, pone otro ejemplo en que la planta saldría ganando.

Fuentes de este sector aseguran que, en un primer análisis, existe una gran asimetría entre instalaciones y que, pese a lo que asegura el ministerio, todas las plantas sufrirán recortes en mayor o menor medida (en algunos casos de un 40%) respecto a los previsto cuando se realizó la inversión (sin contar los recortes que realizó el anterior ministro de Industria, Miguel Sebastián, que limitó las horas de producción anual con derecho a cobrar primas).

Un fallo detectado por las empresas es que para 2009 no se tiene en cuenta la situación geográfica de la planta, por lo que la retribución específica resulta muy desigual

La medida afecta a la cogeneración, biomasa y minihidráulica

Industria ha remitido a la CNMCla orden ministerial que desarrolla el real decreto sobre renovables que aún no ha sido aprobado por el Consejo de Ministros. Aunque resulta extraño que el reglamento se tramite antes que el RD, como el paso por el organismo supervisor llevará al menos tres semanas, el ministerio considera que así ganará tiempo en tanto se aprueba una norma que aún no cuenta con el dictamen del Consejo de Estado.

En realidad, las empresas de renovables lo que estaban esperando era la orden con los estándares que determinarán su retribución a partir de julio. Desde ese mes, con la aprobación del RDLde medidas urgentes que dio el pistoletazo de salida de la reforma eléctrica, las empresas afectadas han seguido cobrando primas a cuenta. Muchas tendrán que devolver el dinero cobrado de más.

Además de la eólica, las solares y la cogeneración, están afectadas por los cambios 14 instalaciones de residuos;un millar de centrales minihidráulicas; 63 de biomasa y 127 de biogás.

En el caso de la cogeneración, hay 985 instalaciones con una capacidad de casi 6.000 MW que recibieron en concepto de prima 1.961 millones el año pasado. Como en otros casos, la memoria económica da una de cal y otra de arena en los ejemplos que ofrece, según los cuales, en algunos casos no habría recortes, sino una subida de la retribución. Análisis más exhaustivos desvelarán la verdad.

Normas