El índice en Alemania y España toca máximos en 32 y 45 meses

La zona euro coge aire por el alza de pedidos industriales

La demanda exterior crece en todos los países de la zona euro

La industria ha creado empleo por primera vez en dos años

Un trabajador en la sede del fabricante alemán de acero Salzgitter AG.
Un trabajador en la sede del fabricante alemán de acero Salzgitter AG.

La recuperación de la zona euro va tomando cuerpo. Tras permanecer quince meses consecutivos en recesión, los países que comparten el euro salieron de la recesión en el segundo trimestre de 2013 y enfilan el complejo camino de la salida de la crisis. La actividad manufacturera de los citados países registró en enero un crecimiento mayor de lo previsto y se situó en 54 puntos, lo que representa su nivel más alto desde mayo de 2011, según refleja el índice hecho público ayer por Markit. Este indicador ha crecido ininterrumpidamente en los últimos cuatro meses y es una muestra de la mejoría experimentada por la gran mayoría de los países del euro. Un resultado por encima de los 50 puntos implica expansión de la actividad en el sector, mientras que un resultado inferior supone contracción.

En una nota, Markit justifica el impulso de la industria manufacturera por el incremento de la producción y la llegada de nuevos pedidos, en especial los vinculados al sector exterior. De hecho calcula que con el ritmo actual de crecimiento, la producción industrial podría crecer a ritmos trimestrales del 1% a lo largo de este año. Además destaca que, al impulso registrado en meses anteriores por naciones como Alemania, Italia, España u Holanda, se ha unido Grecia, que registró 51,2 puntos en enero, lo que representa el máximo en 65 meses.

Entre los grandes países de la zona euro, todos marcaron valores superiores a 50 puntos, excepto Francia, con 49,3 puntos. En cualquier caso, la lectura de la segunda mayor economía del euro es la mejor en cuatro meses. La mejoría estuvo liderada por Alemania, donde el índice marcó 56,5 puntos, el mejor registro en 32 meses, seguido por Holanda (54,8), Austria (54,1), Italia (53,1) e Irlanda (52,8). En sexto lugar aparece España, con 52,2 puntos, lo que supone el máximo en treinta y dos meses. Frente a la ralentización en el resto de países, España fue el único país, junto a Alemania, que registro un fuerte impulso en enero.

Nuevos pedidos y empleo

Las 3.000 empresas del sector manufacturero encuestadas por Markit achacan el repunte del indicador a tres motivos: la estabilización económica de un número importante de países, el incremento del número de operaciones de venta al exterior (lo que despejaría las dudas sobre el frenazo del sector exterior contemplado en los últimos meses de 2013) y la vuelta, aunque tímida, a la creación de empleo. En cuanto a las exportaciones, el estudio desvela que gracias a que Francia y Grecia volvieron a registrar crecimientos en los nuevos pedidos del sector exterior, todos los países cubiertos por el estudio registraron incrementos simultáneos por primera vez desde mayo de 2011.

Pero quizá el aspecto más novedoso de la estadística es que en enero se registró creación de empleo en la zona euro por primera vez en casi dos años. Aunque el ritmo de crecimiento de las plantillas fue modesto, se trató del más elevado desde septiembre de 2011. Un auténtico balón de oxígeno en una región que cerró el pasado ejercicio con una tasa de paro del 12%. El mayor ritmo de contratación se produjo en Alemania, Italia e Irlanda, mientras que también se generaron puestos de trabajo en España y en Austria tras registrar periodos de declive.

Normas