El plazo vencía este sábado

Sacyr y el Canal de Panamá amplían sus negociaciones hasta el martes

El diálogo está atascado en la devolución de anticipos millonarios

Sede de la administración del Canal de Panamá.
Sede de la administración del Canal de Panamá.

El consorcio de constructoras GUPC, liderado por la española Sacyr, y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) han dado aire al plazo para llegar a un acuerdo que posibilite la culminación de las obras de ampliación de la vía interoceánica. Las conversaciones tenían como fecha final este sábado, 1 de febrero, y se mantendrán hasta el martes día 4. De este modo, ambas partes restan presión a la búsqueda de un pacto que no acaba de concretarse.

Fuentes solventes comentan que el diálogo está atascado en el punto de la devolución de los anticipos recibidos por GUPC en los dos últimos años. La cifra es de 780 millones de dólares, de los que más de 500 millones de dólares deberían ser de reintegro inminente. La intención del grupo de contratistas (Sacyr, Impregilo, Jan de Nul y Cusa) es hacer frente a esas devoluciones cuando sean dirimidos los sobrecostes por árbitros independientes, probablemente a la conclusión de las obras.

La ACP ha comunicado la prórroga para las negociaciones esta noche (hora española) a través de una escueta nota. Sacyr, por su parte, se ha dirigido a la CNMV para hacer pública la decisión. Ambas partes persiguen un plan financiero que aporte fondos a un proyecto que acumula sobrecostes por 1.625 millones de dólares y que los contratistas paralizarán si no hay solución. La obra, valorada en 3.118 millones de dólares, avanza al 70% de grado de ejecución. 

Constructoras y representantes del Canal estarán en contacto durante el fin de semana para avanzar en la línea propuesta por la aseguradora Zurich, que garantiza el final con una fianza de 400 millones de dólares. El plan consiste en utilizar esa cantidad como garantía para levantar un crédito por similar cuantía. A esa inyección de liquidez, GUPC y la ACP añadirían 100 millones de dólares cada una.

Sin embargo, no se esperan grandes avances ni el sábado ni el domingo a la vista de que los abogados estadounidenses del Canal se han vuelto a su país. El propio Administrador del Canal, Jorge Quijano, se ha ausentado de las reuniones de hoy con las constructoras para atender otros compromisos. Según las fuentes consultadas, la máxima autoridad de la ACP avisó el día anterior.

El grupo encabezado por Sacyr ha renunciado a negociar en este momento los citados sobrecostes, que serán dirimidos por las instancias de arbitraje previstas en el contrato. De momento, las conversaciones se limitan a intentar un pacto por el que entre dinero nuevo en la obra y a aplazar el reintegro de 780 millones de dólares adelantados por el Canal entre 2012 y 2013.

Desde la ACP, el Administrador Jorge Quijano señaló ayer que que tanto el GUPC como la ACP quieren terminar la ampliación, y que lo más conveniente sería "terminarla juntos porque es lo más rápido", pero dentro de las normas establecidas en el contrato por 3.118 millones de dólares que se suscribió en 2009.

Normas
Entra en El País para participar