Adquieren acciones de Rivero y Soler y superan el 27%

Blackstone y Natixis entran en Gecina desafiando a la justicia española

Joaquín Rivero y Bautista Soler, en una imagen de 2007.
Joaquín Rivero y Bautista Soler, en una imagen de 2007.

Blackstone, la mayor sociedad de capital riesgo del mundo, se ha hecho con el 22,9% del capital de Gecina, la mayor inmobiliaria francesa. Las acciones adquiridas por Blackstone estaban en manos de los empresarios españoles Joaquín Rivero y Bautista Soler, que juntos controlaban el 31% de Gecina. La firma de inversión estadounidense ha informado el viernes que se ha convertido en propietario de 14,4 millones de acciones de Gecina, representativas del 22,98% del capital de la compañía. En la operación también participa la firma canadiense Ivanhoe, fondo de Caisse de depot et placement du Quebec.

El banco francés Natixis también ha informado el viernes que ha tomado el 4,9% de Gecina. Los títulos adquiridos también estaban en manos de Rivero y Soler. La suma de las participaciones comunicadas el viernes por Blackstone y Natixis supone el 27,8% del capital de la inmobiliaria francesa. En el mercado francés, al igual que en el español, es obligado el lanzamiento de una opa por el 100% cuando se supera el 30% del capital de una empresa cotizada. La suma supera el 27% del capital que posee la inmobiliaria española Metrovacesa en el capital de Gecina.

La adquisición comunicada por parte de Blackstone y Natixis responde a una resolución judicial comunicada esta semana en Luxemburgo. Blackstone acudió a la justicia luxemburguesa para tratar de ejecutar las garantias aportadas por Rivero y Soler para comprar, en 2006, las acciones de Gecina, que no eran otras que las mismas acciones de la inmobiliaria francesa.

Las sociedades a través de las cuales Rivero y Soler poseían los títulos de Gecina se declararon en concurso a finales de 2012, impidiendo los jueces españoles la ejecución de garantías al estar las empresas en situación concursal. Por esta  razón Blackstone inició un procedimiento judicial en Luxemburgo, donde estaban registradas las prendas del préstamo otorgado a Rivero y Soler (en España están domiciliadas las empresas propietarias de las acciones de la inmobiliaria francesa).

Fuentes jurídicas consultadas estimaron que la ejecución de las garantías por parte de Blackstone, al adquirir el 22,9% de Gecina, entra en conflicto con las resoluciones de los jueces que tramitan en España los concursos de las sociedades de Rivero y Soler.

 

 

Normas