Breakingviews

Mario se vuelve móvil

Nintendo asegura que autorizará a nuevos socios a utilizar a una serie de personajes, desde Super Mario a Pikachu. También usará las aplicaciones en los smartphones y tabletas para atraer clientes a su hardware. Dada la falta de destreza de Nintendo en internet, esta es probablemente la opción menos mala, por ahora.

El presidente de Nintendo, Satoru Iwata estaba bajo presión tras las ventas de consola Wii U de la compañía. El beneficio neto se redujo en casi un tercio en el tercer trimestre y la compañía japonesa espera ahora una pérdida neta de 25.000 millones de yenes (unos 244 millones de dólares) para el año que termina el 31 de marzo.

Los críticos habían instado al creador de Donkey Kong a que se deshaciciera de sus juegos de hardware y los ofreciera en las tabletas y los teléfonos móviles –el segmento de mayor crecimiento de la industria de los juegos–. Al hacer caso omiso, Nintendo se está duplicando de forma efectiva con su modelo de negocio: vender hardware barato y beneficiarse con la venta de software patentado.

Este enfoque aún funciona para la Sony PlayStation 4 y la Xbox Uno de Microsoft que se dirigen a los jugadores hardcore. Pero los jugadores más informales se están cambiando rápidamente a los dispositivos móviles donde los títulos se descargan de forma gratuita o barata. La recuperación de Nintendo depende de que desarrolle otro dispositivo que capture la imaginación de los usuarios, como hizo la Wii en 2006. Mientras tanto, los inversores tendrán que depositar sus esperanzas en la decisión; sin más detalles, es difícil evaluar.

Sin embargo, la compañía ha reconocido finalmente que los teléfonos móviles son importantes. Si la estrategia fracasa, aún puede recurrir a sus 9.000 millones de dólares de efectivo neto para salir del problema. El desarrollador de juegos móviles GungHo Online Entertainment solo tiene un título de gran éxito y una capitalización de mercado de 7.500 millones de dólares, en comparación con los 17.700 de Nintendo. Hay mucho en juego.

Normas