Cerró 2013 con un beneficio de 1.951 millones

Fiat Chrysler tendrá la sede social en Holanda y la fiscal en Reino Unido

Nuevo logotipo de Fiat Chrysler Automobiles.
Nuevo logotipo de Fiat Chrysler Automobiles. REUTERS

El nuevo grupo automovilístico Fiat Chrysler Automobiles ubicará su sede social en Holanda, espera que su residencia a efectos fiscales esté localizada en Reino Unido y además prevé que sus acciones coticen en la Bolsa de Nueva York.

Así lo indicó la nueva corporación durante su primera presentación anual de resultados conjunta después de que el pasado 1 de enero el grupo italiano se hiciera con el 41,5% del capital fabricante estadounidense que aún no controlaba.

La integración de las dos empresas automovilísticas en el nuevo grupo se realizará a través un proceso que la compañía espera tener cerrado antes de este año.

Previamente, el próximo mes de mayo, la corporación prevé presentar un plan de negocio con el fin de fijar la estrategia del grupo y sus prioridades.

Resultados

El consorcio automovilístico cerró el ejercicio 2013 con un beneficio neto de 1.951 millones de euros, lo que supone una mejora del 118% respecto al ejercicio precedente gracias a la aportación de la estadounidense Chrysler, de la que controla el 100% desde principios de enero.

De hecho, sin tener en cuenta la aportación del fabricante de Detroit, los resultados anuales de Fiat anual habrían arrojado pérdidas de 441 millones, un 60% por debajo de los 'números rojos' de hace un año.

La cifra de negocio del fabricante transalpino en el conjunto del pasado año alcanzó un total de 86.816 millones de euros, un 3,4% por encima de las ventas de 2012, tras aumentar un 3% el número de unidades comercializadas, hasta 4,35 millones. Para este año prevé alcanzar una cota de ventas de 93.000 millones de euros.

Nueva marca

La unión de las dos compañías se reflejará también en la imagen corporativa, dado que la empresa resultante ya cuenta con un nuevo logotipo. La nueva marca la conforman las iniciales 'FCA' en color azul, e incluye debajo la denominación 'Fiat Chrysler Automobiles' en caracteres de menor tamaño y en un tono gris.

Con este nuevo logotipo, las dos empresas pretenden mostrar la “identidad corporativa” de una organización que, según asegura, “es mucho más que la suma de sus dos componentes” y está conformada por “fuertes pilares, una cultura corporativa única, una visión común y un destacado alcance internacional”, según destalló la corporación en un comunicado.

Según la compañía, han optado por un acrónimo para la nueva marca al considerar que “ayuda a facilitar la transición entre el pasado, sin cortar las raíces de ambas empresas, y, al mismo tiempo, reflejar el alcance global del nuevo grupo”. “Fácil de entender, pronunciar y recordar, es una denominación muy adecuada para un mercado moderno e internacional”, añade.

La empresa indicó que el nuevo logotipo será adoptado por Fiat y Chrysler “tan pronto como sea posible” y, en todo caso, “antes de que concluya la reorganización” en la nueva corporación.

 

Normas