Están pendientes de la salida a Bolsa o de la posible compra

Bonistas, bancos y agencias de rating vigilan a Ono

La deuda neta de la compañía es de 3.330 millones de euros

El coste medio de su deuda es del 8,5%

Tienda de Ono.
Tienda de Ono.

Bonistas, entidades financieras acreedoras, agencias de rating… todos están muy atentos ante el futuro de Ono. No es para menos. Con 3.330 millones de euros de deuda neta a final del tercer trimestre, bien la salida a Bolsa bien la posible venta de la operadora a Vodafone supondría una de las mayores operaciones corporativas en términos de deuda en el mercado español.

Ono tiene un rating de B2 con Moody’s, de B con Fitch y de B+ con Standard & Poor’s. Fuentes del mercado explican que la OPV tendrá un impacto en la calificación, si bien todo dependerá de cómo se estructure la operación. “Si Ono destina parte de los fondos obtenidos a reducir deuda, sin duda habrá una mejora en la calificación”, advierten estas fuentes, quienes advierten de que si la operación es aprovechada solo por algunos accionistas para vender su participación, no subiría el rating.

Si la compañía es comprada por un grupo como Vodafone, habría una mejora en la calificación de la deuda de Ono, que pasaría a ser asumida por un grupo como el británico, que con A3, según Moody’s, y de A-, según Standard & Poor’s, tiene uno de los mejores ratings entre las operadoras europeas.

“Cuando una empresa con una calificación baja es comprada por otra con un rating alto, la firma adquirida mejora su calificación”, dicen fuentes del mercado. En su opinión, el grupo comprador tendría la opción de refinanciar la deuda a tipos más baratos aprovechando su posición. De igual forma, si la empresa adquirida lo necesitase, el comprador también tendría la alternativa de ampliar capital.

Tal y como se ha citado con anterioridad, Ono tiene una deuda neta de 3.330 millones de euros (la deuda total es de 3.519 millones y su liquidez y equivalentes es de 189 millones). De ellos, el 77% son bonos (el 64% son notas senior y el 13% notas subordinadas), mientras que el 23% restante corresponde a deuda con entidades de créditos.

El ratio de endeudamiento neto frente a Ebitda de la operadora es del 4,65%. A su vez, el coste medio de la deuda es del 8,5% y el periodo medio de vencimiento es de 5,2 años. “El coste de la deuda Ono es bastante alto, si bien la empresa ha hecho bastantes esfuerzos en tratar de reducirlo en los últimos años”, señalan fuentes del sector.

En este sentido, Ono acordó durante 2012 y 2013 una ampliación de los periodos de vencimiento de la deuda. Bajo el calendario actual, en 2014 y 2015 no deberá hacer ningún desembolso. El año clave será 2018, cuando Ono deberá hacer frente a un pago de 2.155 millones de euros. Anteriormente, en 2016 deberá desembolsar 238 millones, por 401 millones en 2017. En 2019, los pagos serán de 462 millones, y en 2020 de 260 millones.

Normas