Breakingviews

Las ‘telecos’ seguirán al cable

Las compañías de telecomunicaciones europeas seguirán el ejemplo de las de cable de en el ámbito de las fusiones y adquisiciones. El último episodio es el de Liberty Global que se hizo con el control total de su rival holandés Ziggo por 10.000 millones de euros, incluyendo la deuda. En las telecomunicaciones, llegar a acuerdos ha resultado ser más difícil. Pero aquí, también, la actividad debería comenzar a elevarse.

El cable se encuentra en un punto dulce: genera efectivo, es tecnológicamente fuerte, y tiene poca interferencia regulatoria. Así que Liberty Global ha ido engullendo activos. El sector también ha demostrado ser atractivo para los grupos móviles. Poseer activos de cable es muy útil ya que los clientes compran cada vez más televisión, teléfono y banda ancha, y el uso de datos de la red móvil ligados. De ahí la operación entre Vodafone y Kabel Deutschland el año pasado.

Se espera que se firmen más tratos. En Francia, Numericable podría unirse al grupo móvil SFR, una vez que este salga de de Vivendi.

La vida ha sido mucho más difícil para las telecos tradicionales. Pero también en este caso, es probable que haya adquisiciones. Los reguladores europeos se dan cuenta de que un sector de importancia estratégica está en apuros, y requiere una postura más pragmática sobre las fusiones. Si se permite, una fusión alemana móvil, podría catalizar aún más la consolidación del mercado en Italia, Suecia, Francia o Reino Unido.

También podrían regresar las grandes fusiones y adquisiciones transfronterizas. El movimiento obvio es que AT&T, que ya ha señalado su interés por Europa, haga una oferta por Vodafone, una vez que este complete su salida de Verizon Wireless. La compañía estadounidense lo negó ante las peticiones del Panel de Adquisiciones de Reino Unido. Pero el comunicado de AT&T solo deja esta posibilidad a un lado por seis meses.

Normas