Quiere cobrar un canon de 0,25 euros al mes por cliente

Las ‘telecos’ se enfrentan a la Generalitat catalana por la tasa de conexión a internet

La recaudación se destinará a fomentar el sector audiovisual catalán

Duro comunicado de la patronal tecnológica Ametic, en defensa de las operadoras

Las telecos amenazan con iniciar las medidas legales necesarias

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell.
El conseller de Cultura, Ferran Mascarell. EFE

Las telecos y la Generalitat catalana vuelven a chocar por el canon que el Gobierno de Artur Mas quiere cobrar por cada conexión de internet. El consejero de Cultura, Ferran Mascarell, insistió en que la Generalitat cobrará 0,25 euros cada mes, un total de tres euros al año, a las operadoras por cada conexión a internet contratada en Cataluña, con el objetivo de fomentar la producción y mejora del sector audiovisual catalán, informa Efe.

El consejero explicó que se trata de un nuevo tributo, denominado Impuesto a los operadores proveedores de contenidos por internet para el fomento del sector audiovisual, con el que se espera recaudar cada año unos 20,5 millones de euros, y que podría estar aprobado antes del verano.

Mascarell dijo que las principales operadoras del sector como Telefónica, Ono, Vodafone y Jazztel estudian la propuesta. A su juicio, de todas maneras, se trata de empresas de “fuerte recorrido, a las que les va a tocar pagar entre siete y ocho millones de euros, por lo que no las desfalcaremos”. El consejero afirmó que es “necesario fortalecer y ayudar a la producción propia audiovisual, como ocurre en otros países europeos cuando expresan la excepción cultural para defender en positivo su legado cultural y lingüístico”.

Además, dijo que se garantizará por ley que “las operadoras no repercutan el impuesto en el usuario”, encargándose la Agencia Tributaria de Cataluña “y los órganos competentes en materia de consumo” de vigilar por el cumplimiento del mandato.

Esta medida va a abrir un duro enfrentamiento con las operadoras de telecomunicaciones. Tal y como sucedió hace dos meses, cuando la Generalitat anunció por primera vez su intención de introducir este canon, la patronal tecnológica Ametic, en representación de las telecos, mostró un rotundo rechazo.

En un duro comunicado, la patronal señaló que, “tras el estudio detallado del texto de la ley que se quiere aprobar con carácter inminente, tomará las decisiones y adoptará las medidas que entienda más oportunas en defensa de los interesas de sus asociados que en este caso son las compañías operadoras”.

Ametic dijo que, como ya han declarado las empresas afectadas con anterioridad, de aprobarse esta medida, teniendo en cuenta la información obtenida hasta la fecha y el texto definitivo, iniciarán acciones legales tendentes a su anulación, lo que harán ante las instancias jurídicas correspondientes, tanto a nivel autonómico como nacional y europeo.

Fuerte presión fiscal

Ametic advirtió de la severa presión fiscal que sufren las telecos con multitud de impuestos y tasas procedentes de distintas administraciones y organismos. Entre otros, recordó que las operadoras destinan el 0,9% de sus ingresos totales a RTVE.

Normas
Entra en El País para participar