Aviso a compañías como Codere, Colonial o Service Point

La CNMV vigila el cumplimiento de los requisitos para lanzar opas

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV

La ComisiónNacional delMercado de Valores (CNMV) recordó ayer a través de un comunicado algunas obligaciones sobre las ofertas públicas de adquisición de compañías. Aunque no menciona a ninguna empresa, este aviso parece destinado a las compañías que se encuentran en procesos de reestructuración de su capital como Colonial, Codere y Service Point.

En concreto, el organismo regulador recalca que la adquisición de una participación de control (la que reúne un 30% de los derechos de voto) en una sociedad cotizada obliga a presentar una oferta pública de adquisición por el 100% de los valores a un precio equitativo, que deberá ser aprobado por la propia CNMV.

El organismo presidido por Elvira Rodríguez destaca que la obligación de lanzar una opa cuando un accionista adquiere una participación de control sobre una compañía cotizada “es de aplicación con independencia de la situación financiera en la que se encuentre la sociedad en cuestión”.

En el comunicado se recuerda que, según la normativa, si la opa no fuera autorizada, se suspenderán los derechos políticos de las acciones que correspondan directa o indirectamente a quien hace la oferta y a quienes actúan de manera concertada con él. Solo se podrá evitar lanzar la opa, recuerda el organismo, cuando se adquieran participaciones de control por capitalización de créditos en acciones, y siempre que “la operación se conciba para garantizar la viabilidad financiera a largo plazo de la sociedad”.

Las empresas que se enfrentan a posibles cambios en su accionariado son las destinatarias de este aviso. Es el caso de Colonial, que aprobó esta semana una ampliación de capital por la que JuanMiguel Villar Mir, quien cuenta con un 20% del capital, se convertiría en el accionista de referencia acercándose al 30%(el límite que establece una participación de control que obliga a lanzar una opa).

Codere, que busca un acuerdo con sus bonistas para pagar los intereses de la deuda y evitar que los acreedores controlen la empresa, y Service Point, que inició el lunes los trámites para presentar concurso de acreedores, también están en situación incierta.

Normas