Investigación en medicamentos

EE UU abre la puerta de los recursos a Bionure

Este emprendedor pasa el 50% de su tiempo en Silicon Valley buscando fondos.

Bionure pretende comenzar los ensayos clínicos de un fármaco neuroprotector contra la esclerosis múltiple.

Albert G. Zamora
Albert G. Zamora

Hace apenas seis meses, Albert G. Zamora amenazaba con llevarse a EEUU la incipiente empresa Bionure, que desarrolla un fármaco contra la esclerosis múltiple. La falta de recursos en España, junto a la mala imagen del país en el exterior, limitaba la consecución de al menos dos millones de euros para seguir con las investigaciones. La solución no ha sido tan drástica, pero ha supuesto que este emprendedor pase el 50% de su tiempo en Silicon Valley buscando fondos.

“Nos falta un millón de euros para llegar hasta la fase clínica en los ensayos”, asegura telefónicamente desde San Francisco. Su vida ahora transcurre tres semanas en la ciudad americana y otras tres en Barcelona, donde se encarga también de la transferencia tecnológica del hospital Clínic.

Ha conseguido financiación de la empresa local Technomark como socio industrial, pero también de España, gracias a la catalana Reig Jofré y a un business angel nacional. Actualmente negocia con otro inversor de Filadelfia y con firmas de capital riesgo, que hasta ahora no estaban interesadas el proyecto porque lo veían muy lejano a los ensayos con pacientes. De hecho, Zamora ha cambiado el pesimismo de hace medio año por el optimismo. “Empiezo a ver la luz. Creo que cuando firme con el primer capital riesgo van a caer como fichas de dominó”.

La previsión pasa por empezar los ensayos clínicos en verano. Antes, sabrá los resultados que la Myelin Repair Foundation está investigando sobre si su fármaco, además de un efecto neuroprotector, regenera la mielina. Un intento que ha merecido incluso una mención en The New York Times.

Normas