Critica que en España cada autonomía pueda tener la suya propia, fragmentando el mercado

HomeAway pide una regulación "homogénea" para el alquiler vacacional

Juan Carlos Fernández, director general para el Sur de Europa del Grupo HomeAway. Antes trabajó en Microsoft y Overture (Yahoo).
Juan Carlos Fernández, director general para el Sur de Europa del Grupo HomeAway. Antes trabajó en Microsoft y Overture (Yahoo).

HomeAway es la quinta mayor compañía de ocio y viajes de EE UU por capitalización bursátil, según Investor’s Business Daily, y es una de las mayores -si no la mayor- comunidad de usuarios de alquiler vacacional del mundo. La compañía, especializada en el alquiler de segundas viviendas, tiene hoy cerca de 400 millones de usuarios únicos en el mundo, mueve 78 millones de peticiones de reserva de alojamiento, tiene 770.000 propiedades puestas a disposición de los viajeros en casi 180 países y cuenta con 21 sitios web.

En España, donde el grupo lleva operando desde 2010, tiene varias webs, entre ellas Toprural, compañía que adquirió en 2012. Según explica Juan Carlos Fernández, director general para el Sur de Europa del Grupo HomeAway, solo en España tienen unas 150.000 propiedades, sumando las 46.000 de HomeAway, las 90.000 de Toprural y las 10.000 de Homelydays. “De enero a septiembre de 2013, HomeAway España gestionó 800.000 peticiones de reservas, un 25% más que un año antes, y casi dos millones si se suman las distintas webs del grupo”.

En este contexto de crecimiento, el directivo reclama una legislación “homogénea” en España, que favorezca la unidad de mercado. “Es algo clave”, insiste dado el impacto que tiene el alquiler vacacional en la economía española: 1.450 millones de euros directos y más de 550 millones indirectos, según un estudio de la consultora Magma Tri Hospitality Consulting.

“Hablamos de una red donde los propietarios españoles publican sus propiedades, las ponen en alquiler en HomeAway España y cualquier viajero de cualquier país del mundo puede tener acceso a esa casa y alquilarla”, continúa Fernández.

387millones de usuarios únicos tiene HomeAway en todo el mundo.

770.000 propiedades están puestas a disposición de los viajeros a través de este portal.

Este indica que en Europa la media de semanas que los propietarios de sus portales alquilan sus viviendas está en torno a 18 y 20 semanas. Y ese alquiler les genera unos ingresos adicionales de media de 13.000 euros. “Son casas que en caso contrario estarían vacías, así que el impacto económico que generamos en la economía es importante”, insiste el directivo, que aclara que la media de estancia en el alquiler vacacional es de siete noches frente a la media de tres noches cuando se habla de hoteles, según los datos de Frontur.

“Sumamos, no restamos”

Fernández también precisa que, para las estancias comentadas, el gasto anual medio por persona en alojamiento de alquiler está en torno a los 1.340 euros. “Estos datos muestran que somos una industria; somos parte de la industria turística que utiliza las nuevas tecnologías como facilitador y altavoz, y tenemos la capacidad de poner en contacto a propietarios de viviendas con viajeros de todo el mundo”, dice.

El directivo añade que, según un estudio reciente, un porcentaje muy importante de los viajeros que utilizan el alquiler vacacional (una cuarta parte) no vendría a España si no hubiese ofertas como las de HomeAway. “Esto quiere decir que como industria sumamos, no restamos”, insiste Fernández, que admite la necesidad de regular la actividad, pero con una legislación fácil de aplicar y que no genere inseguridad jurídica.

La situación, sin embargo, se aleja de ese escenario ideal. El Gobierno ha dejado en manos de las comunidades autónomas regular esta actividad y, de momento, solo Cataluña, Baleares y Canarias tienen una regulación específica. “Esta decisión está fragmentando el mercado y lo dificulta”. “Si no se regula bien, las consecuencias pueden ser muy negativas para el sector turístico español, que perderá competitividad frente a otros países, pues no podemos ser ajenos a una corriente que está creciendo en todo el mundo”, subraya.

“España es el tercer destino más solicitado”

España es el tercer destino más solicitado dentro de HomeAway, según detalla Fernández, que dirige desde Madrid el negocio del grupo en Italia y Portugal. La filial española concentra el 79% de toda su oferta en Cataluña, Andalucía, Comunidad Valencia, Baleares y Canarias. En España, HomeAway empezó con 15.000 propiedades en el año 2010.

“No hemos inventado nada”, continúa el directivo. “Los alquileres vacacionales en España han existido siempre, como en el resto de países, y lo que nosotros estamos haciendo es dar un altavoz, generar mayor distribución y capacidad de llegada de una actividad que ya existía”, señala Fernández, que destaca que iniciativas como HomeAway están proporcionando mayor transparencia y garantía al alquiler vacacional: “Por la seguridad que ofrece nuestra web y los sistemas de valoración, de opiniones”.

Fernández defiende que sus webs hacen llegar una oferta española turística a públicos y países que de otra manera no llegaría. “Por eso es importante que tengamos una regulación específica, porque hablamos de una actividad que ha existido siempre y tiene una realidad propia, que es muy distinta a la del sector hotelero”, dice defendiéndose del lobby hotelero, que ha tratado de mediar en este asunto, según fuentes del sector.

HomeAway facturó 280 millones de dólares en 2012, un 21,8% más que en 2011, último dato anual cerrado. Fernández no da datos sobre los ingresos de la filial española, pero asegura que los crecimientos que está experimentando la compañía en este mercado son mayores que los alcanzados globalmente. “Ahora somos unas 110 personas en España, y seguiremos contratando gente según vayamos creciendo.

A nivel global, HomeAway continúa efectuando adquisiciones para extender su negocio a nuevos países. Recientemente, ha comprado compañías de alquiler vacacional en Nueva Zelanda, Australia y Singapur. Y no descartan nuevas operaciones. “Siempre estamos abiertos a posibles adquisiciones, porque somos una empresa en expansión y con vocación global”, comenta Fernández.

Normas