Solo 15.000 unidades se comercializaron en Europa en 2012

Forester, el modelo más polivalente de Subaru

La versión XT incluye un equipamiento muy completo, con llantas de 18 pulgadas.
La versión XT incluye un equipamiento muy completo, con llantas de 18 pulgadas.

Los Subaru se han ganado la reputación de avanzados y fiables, vehículos que normalmente compran clientes que entienden de automóviles y valoran su tecnología. En España, muchos de los propietarios tienen un perfil socioeconómico alto, con frecuencia aficionados al esquí o a la caza. Por otro lado, están los forofos de los rallies y las altas prestaciones, que adoran el modelo Impreza. Aun así, su presencia en las carreteras europeas es escasa. Como ejemplo, basta con decir que en 2012 se vendieron en todo el mundo 170.000 unidades del Forester y solo 15.000 de ellos se comercializaron en Europa.

La primera generación del Forester se lanzó en 1997 y a mediados del año pasado se lanzó la cuarta generación, la que hoy nos ocupa. Respecto al anterior, ha crecido la distancia entre ejes 2,5 cm (un aumento total de 3,5 cm de longitud). Mide en total 4,59 metros de largo, más o menos lo mismo que un Ford Kuga (4,52 m), un Mazda CX-5 (4,55 m) o un Audi Q5 (4,62 m). Este modelo se vende con tres motores: un 2.0 gasolina de 150 CV, un 2.0 diésel de 150 CV y un 2.0 turbo gasolina de 240 CV. Como es fácil imaginar, el mayor agrado de conducción lo ofrece el gasolina más potente, con un funcionamiento muy suave y una respuesta contundente y lineal. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanzar 220 km/h. El problema, como siempre, es el consumo, que no es alto para lo que anda (8,5 litros de media, que en ciudad son 11 litros), pero que no puede competir con el diésel.

Por otra parte, el 2.0 de gasolina sin turbo nos parece la peor opción, con un consumo medio de 6,5 litros y 8,5 en entorno urbano. El diésel tiene la misma potencia (150 CV) pero mucho más par (y por tanto más empuje y capacidad de recuperación) y gasta menos, con un consumo combinado de 5,7 litros. El interior del Forester da sensación de calidad, si bien su diseño es austero, y la posición de conducción alta es más alta que en un turismo. El comportamiento en carretera es uno de los puntos fuertes del Forester.

Todas las versiones llevan tracción total permanente (otros modelos solo mandan tracción al eje trasero cuando el delantero patina) y motores boxer. En estas mecánicas los cilindros no van verticales sino van tumbados, como en los Porsche 911, lo que favorece un centro de gravedad bajo. A pesar de su altura al suelo, la carrocería oscila poco en las curvas, la dirección tiene buen tacto y en general es un coche con el que se disfruta conduciendo. El cambio manual de seis marchas también es agradable y se puede pedir el Lineartronic opcional (automático con variador continuo) en los de 150 CV, de serie en el de 240 CV. Cuando el camino se pone complicado, con nieve o barro, el conductor solo ha de pulsar el botón del X Mode, que adapta la tracción total e incluye control para el descenso de pendientes. Está bien pensado además el control de estabilidad, que incluye función de tráiler para poder remolcar con seguridad.

Los precios del Forester comienzan en 24.900 euros para el 2.0 de gasolina acabado Sport, y en diésel de 150 CV está disponible desde 28.900 euros. El más potente, el XT 2.0 turbo, va muy equipado y sale por 39.000 euros.

Nuevo récord de ventas en EE UU

Fuji Heavy Industries, la propietaria de Subaru, acaba de alcanzar los 20 millones de unidades producidas en Japón. La compañía comenzó en 1958 fabricando el pequeño utilitario 360, y durante mucho tiempo los coches pequeños formaron el núcleo de su producción.

La exportación a EE UU comenzó solo 10 años después de comenzar a fabricar automóviles, en 1968. Durante el año pasado sus ventas allí crecieron un 26%, hasta alcanzar 424.683 unidades. Es más destacable aún teniendo en cuenta que en 2012 subieron otro 26%.

Estos brillantes resultados los han logrado con dos modelos estilo SUV, el Outback y el Forester. Del primero se vendieron 118.049 coches (+0,4%), y del Forester, lanzado en marzo de 2013, 123.592 unidades (+61,9%). Del mismo modelo, en España se vendieron unas 500 unidades en el mismo periodo. Del XV se comercializaron 53.741 coches. Sin duda, la climatología de EE UU ha sido el gran aliado de Subaru, todos con tracción total.

Normas
Entra en El País para participar