Están equipadas con un chip y un sensor

Google crea unas lentillas 'inteligentes' para controlar la diabetes

La compañía reconoce que aún queda mucho trabajo por hacer antes de que la gente pueda utilizarlo

Prototipo de lentilla desarrollado por Google.
Prototipo de lentilla desarrollado por Google.

Google ha anunciado que está trabajando en unas lentes de contacto inteligentes para diabéticos. Un problema que afecta a una de cada 19 personas del mundo, según los datos facilitados por la compañía. Según explica en una nota, estas lentillas son capaces de medir el índice de glucosa en la sangre a través de las lágrimas, lo cual ayudará a las personas que padecen esta enfermedad a llevar un mejor control de la misma.

La compañía de internet detalló que las lentillas inteligentes están provistas de un chip inalámbrico y un sensor incluidos entre dos capas de material de una lente de contacto blanda. Según Google, los prototipos que manejan ya pueden generar una lectura de los niveles de glucosa por segundo.

"Los niveles de glucosa cambian con frecuencia por actividades normales como hacer ejercicio, comer o incluso sudar. Las subidas repentinas o las bajadas vertiginosas son peligrosas y no son algo fuera de lo común, con lo cual se tiene que controlar los niveles de azúcar de forma constante", señala Google.

La compañía explica que algunas personas llevan monitores de glucosa pegados al cuerpo, con un sensor de glucosa insertado bajo la piel, pero la mayoría se pinchan un dedo y analizan una gota de sangre varias veces al día. "Es una actividad que altera la normalidad y que es dolorosa y, en consecuencia, muchos diabéticos se controlan los niveles de azúcar con menos frecuencia de la que deberían”, advierten.

Google también cuenta que desde hace años muchos científicos han investigado diversos fluidos corporales, como las lágrimas, con la esperanza de descubrir maneras más fáciles de controlar los niveles de azúcar. "Y como se pueden imaginar, las lágrimas son difíciles de recoger y estudiar", dicen. "En Google nos preguntamos si dispositivos electrónicos en miniatura podrían servir para revelar el misterio de la glucosa de las lágrimas y ayudar a medir estos niveles con más precisión. Nos referimos a objetos como chips y sensores tan pequeños que parecen pedacitos de purpurina o antenas más delgadas que un cabello humano".

La compañía apunta que están probando prototipos que pueden generar una lectura por segundo y que también estudian el potencial de utilizarlo como sistema de advertencia para el que lleva la lentilla, "así que estamos explorando la integración de minúsculas luces LED, que podrían encenderse para indicar que los niveles de glucosa están por encima o por debajo de ciertos umbrales”.

Google reconoce, no obstante, que la tecnología "aún está en sus inicios”, que han completado diversos estudios de investigación clínica que están ayudando a mejorar el prototipo, y que ya han contactado con la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés). La compañía, que pone un pie en el ámbito de la salud, busca socios que puedan comercializar las lentes y desarrollar aplicaciones para que paciente y médico puedan gestionar mejor los datos.

Normas