El Foco

¿Cataluña perdedora?

Verdad o mentira? ¿Reflejan la realidad Estado-Cataluña, las cifras presentadas por el gobierno catalán y repetidas de forma continua? El Conseller de Economía Andreu Mas-Colell presentó unas cifras de déficit, en el mes de mayo del año pasado, y comentó que estas “producen un desequilibrio altamente insatisfactorio para Cataluña, lo que ha obligado a su gobierno autonómico a tirar adelante el país con menos recursos (…) y con una o dos manos atadas a la espalda”.

16.453 millones de euros es la cifra del déficit fiscal de Cataluña con respecto al Estado en el año 2010, según el señor Mas-Collel. Esta cifra quiere indicar la diferencia entre lo que aportaron los catalanes al conjunto de España en forma de impuestos y lo que recibieron del Estado a través de los servicios públicos y las inversiones. Esta cifra mostraría que Cataluña recibe menos de lo que aporta. Esta cantidad está calculada siguiendo el método del flujo monetario. Según nuevamente el Conseller, es el método que refleja mejor el efecto redistributivo. Este déficit fiscal de 16.543 millones de euros en 2010, es el equivalente al presupuesto de las consejerías de Salud, Bienestar Social y Enseñanza.

La Generalitat además presentó el déficit fiscal calculado siguiendo la metodología del flujo de beneficio, que mide el impacto de la actuación del Estado sobre el bienestar de los residentes en un territorio. De acuerdo a este segundo método de cálculo, el déficit catalán fue de 11.258 millones de euros en el año 2010. Ambos métodos ofrecen resultados dispares, pero ambos casos son negativos para la comunidad catalana, según el señor Mas-Collel. Cuando el Conseller de Economía presentó estos datos, no dio copia alguna de los estudios realizados a los periodistas asistentes. ¿Por qué?

Los profesores Uriel y Barberán hablan de apenas un déficit catalán del 0,4% en 2010

¿Verdad o mentira? Los Profesores Uriel y Barberán, dos de los mayores expertos del país en financiación autonómica, declaraban a otro medio: los datos están sesgados y no reflejan en absoluto la realidad. La respuesta no deja lugar a dudas. Según estos dos ilustres Profesores, Cataluña no solo no tiene saldo negativo, sino que es positivo. En los dos últimos años de los que hay datos (2009 y 2010), el superávit catalán con el resto del Estado habría ascendido a 3.241 millones de euros. En el año 2009, el superávit habría sido de 4.015 millones de euros y en el año 2010 el déficit habría sido de 774 millones de euros, resultado de los dos años: 3.241 millones de euros.

¿Por qué se produce una diferencia tan grande? Los Profesores Uriel y Barberán, lo achacan a la metodología utilizada por Mas-Collel, que no reflejaría en absoluto la verdadera realidad de las envolventes financieras entre Cataluña y el resto del Estado. La metodología empleada por la Generalitat, solo recoge los flujos que llegan o salen de Cataluña, pero no a quienes beneficia las inversiones del Estado. Si se aplica la metodología más utilizada por los especialistas, la metodología carga-beneficio, que refleja mejor la naturaleza de la inversión, el resultado es muy distinto. Los Profesores Uriel y Barberán hablan de apenas un déficit catalán del 0,4% en 2010. El trabajo de los Profesores forma parte de un libro editado por el Instituto de Estudios Económicos sobre financiación autonómica.

¿Verdad o mentira? ¿Entonces porque la Generalitat publica datos basados en métodos que no reflejan completamente la realidad Cataluña- Estado? ¿Por razones propagandistas? ¿Para esconder la difícil situación económica de Cataluña? ¿Ha tenido un impacto negativo el nuevo estatuto de autonomía de Cataluña?

Se estima que la deuda catalana en manos del Estado alcance casi el 40% en 2014

El anterior estatuto de autonomía catalán, tenía 57 artículos, el actual 223 artículos y varias disposiciones adicionales. La constitución española tiene 169 artículos, la constitución alemana 146 y la francesa 89. El Estatuto de Autonomía catalán es tachado en ciertos entornos como muy intervencionista. Si es así, ¿No generaría este intervencionismo inseguridad? ¿No crearía esta inseguridad una bajada de ingresos? La deuda de la Comunidad Autónoma catalana ascendía a finales de 2013 a 52.425 millones de euros, la deuda se había doblado en 4 años. Más de un tercio de esta deuda se adeuda al Tesoro, o sea al Reino de España. Se estima que la deuda catalana en manos del Estado alcance casi el 40% en 2014.

El nuevo consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, anunciaba en agosto de 2013 que 4.954 empresas han cambiado su domicilio social desde el año 2010 para establecerse en la región. El mayor número de empresas han venido de Cataluña, exactamente 1.060 empresas. El 25% del total de las empresas, que han trasladado su domicilio a la comunidad de Madrid, con facturación superior a cinco millones de Euros, proviene de Cataluña. Según el consejero Economía y Hacienda, la Comunidad de Madrid genera un entorno más favorable para las empresas. Madrid es también la comunidad donde más ha crecido la actividad emprendedora de creación de nuevas empresas, de acuerdo a los datos hasta septiembre de 2013.

Si fuera empresario, ¿Invertiría usted en Cataluña en la que hay una importante incertidumbre de futuro? ¿Cómo afecta esta incertidumbre a la empresa catalana? ¿Y a las empresas del resto del Estado español? ¿Y al riesgo país? ¿Y al coste de financiación de la empresa catalana y española?

Ramón Boixadós es profesor asociado. Universidad Carlos III de Madrid.

Normas
Entra en El País para participar