Springwater invertirá 100 millones en 2014

Capital riesgo suizo, a la caza de gangas en España

Martin Gruschka, fundador y cogestor de la firma de capital riesgo Springwater Capital.
Martin Gruschka, fundador y cogestor de la firma de capital riesgo Springwater Capital.

No solo el Gobierno es optimista con el futuro de España. Es un hecho que el dinero vuelve a llegar de la mano de inversores extranjeros por tierra, mar y aire, y no solo a la deuda y la Bolsa, también a la economía real.

Martin Gruschka, fundador y cogestor de Springwater, considera que en la situación actual España es poco menos que un paraíso para invertir en pequeñas y medianas empresas, su especialidad. Y desde luego, predica con el ejemplo. En menos de seis meses, ha cerrado compras por bastante más de 50 millones de euros. A finales de julio del año pasado, adquirió el negocio de Indra dedicado a la gestión documental por 17 millones de euros. Esa fue la piedra de bóveda de un pequeño imperio que fue bautizado como Delion Communications.

En las últimas semanas, ha reforzado Delion con la división industrial de Adveo (la antigua Unipapel), que incluye fabricación, impresión y distribución de productos transformados de papel –pagó por ella 16 millones de euros– y con Sarenet, operador de voz y datos especializado en empresas, una operación cerrada con Vocento por 14,3 millones.

A estas tres operaciones se suman la de DataSur, empresa especializada en servicios de comunicación a clientes controlada hasta noviembre por Kutxabank, y la de Inspiring Benefits, un portal de descuentos exclusivos para empleados.

“El crecimiento del PIB no va a ser espectacular en 2014 pero el sentimiento comienza a ser positivo”, señala el directivo de Springwater, que se ha instalado definitivamente en España con la apertura de una oficina en Madrid con un equipo de tres empleados que en breve se ampliará a cinco. No en vano, ya en agosto explicó a este periódico que “es un momento perfecto para invertir en España”.

Sobre más compras en el sector del papel y la gestión documental, Martin Gruschka reconoce que han entablado conversaciones con Service Point. La compañía de reprografía entró en preconcurso de acreedores el pasado noviembre. Eso sí, ni siquiera ha llevado a cabo el due diligence, un análisis con lupa de las tripas de la compañía. Han hecho una oferta preliminar sujeta al análisis. “El proceso no es ni rápido ni sencillo”, explica Gruschka, que reconoce que Service Point le quedaría como anillo al dedo a Delion. Service Point, si nada ni nadie lo evita, ha de declararse en concurso de acreedores como máximo en un plazo de cuatro meses desde el primer aviso.

Springwater tiene munición de sobra para continuar con las compras este ejercicio. Martin Gruschka calcula que pueden cerrar operaciones por alrededor de 100 millones de euros a lo largo de este año.

Este puede ser, además, el año en el que Springwater dé el salto a otros sectores, como el turístico o el de ingeniería. De hecho, Spring Water y Gowaii quieren cerrar la compra de varias líneas de negocio de Pullmantur a Royal Caribean. Ante la inminente recuperación que ve en España para los próximos años –que aunque no será espectacular si será consistente–, Springwater considera que es “muy buena oportunidad en el sector turístico”

El problema de la inestabilidad en el sector energético puede ser un problema para determinadas inversiones. En todo caso, el Ejecutivo ha tomado la delantera en muchos otros temas, mucho más que en otros países, como Italia, del que dice que en algunos aspectos es una “pesadilla”.

Otro sector en el que Springwater tiene los ojos puestos es el de ingeniería, especialmente en el sector de la construcción. “Los ingenieros españoles hacen exactamente lo mismo que los alemanes pero los españoles lo hacen con unos salarios mucho más competitivos”, resume. Estudiará oportunidades de compra de empresas cotizadas.

 Cómo disparar las ventas un 250% en seis meses

Una gran apuesta por España es lo que ha hecho Springwater. Ya llevaban rondando el país desde hace tiempo pero han comenzado a firmar operaciones gracias al cambio de actitud tanto de empresas como de entidades financieras. “Todas, absolutamente todas, están dispuestas a negociar”, señala Martin Gruschka, que advierte que España vuelve a estar en la diana de los grandes inversores extranjeros, como se puede comprobar fácilmente con las operaciones cerradas en los últimos tiempos, como la compra de Evo Banco, una división de Novacaixagalicia Banco, por parte del fondo estadounidense de capital riesgo Apollo. La buena noticia para Springwater es que la competencia en pequeñas y medianas compañías es prácticamente inexistente.

Con todas las compras, efectuadas en menos de seis meses, Delion Communications ha pasado de tener unos ingresos de 35 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de cinco millones de euros a convertirse en una empresa de más de 120 millones de euros de ingresos y 20 millones de euros de beneficio. Yno solo eso, Gruschka quiere que la compañía doble su tamaño en 2014 con más operaciones. Ahora Delion aglutina marcas de papel como Unipapel, Galgo o Guerrero, servicios de impresión digital, de comunicación one to one, además de otros servicios de voz y datos que permite ofrecer soluciones en todo tipo de soportes para mejorar la comunicación con el cliente.

Normas