Informe Axesor

Clínica Baviera, autonomía financiera

Clínica Baviera no ha podido evitar el impacto de la crisis: el año 2013 fue el de la corrección de ciertas inversiones sin potencial o no rentables, como la expansión de la actividad al campo de la medicina estética, o la adquisición de unas clínicas en Holanda. La compañía oftalmológica ha logrado rectificar la marcha del negocio y tras la ralentización de los ingresos sufrida durante 2012, las ventas ya acumulaban al cierre del tercer trimestre de 2013 un incremento en tasa interanual del 3,6%. La agencia Axesor otorga a Clínica Baviera un rating de BBB- con tendencia positiva, elaborado en base a la información disponible durante los nueve primeros meses de 2013. La flexibilidad y la eficiencia operativa han permitido a Clínica Baviera mejorar sus márgenes hasta niveles récord. Así, la relación de ebitda sobre ventas llegó a situarse en el 17,4% al término del primer semestre de 2013.

 

Esta coyuntura se da además con un perfil financiero sólido, donde la cobertura del patrimonio neto supera el 80% de la deuda total, lo que ha dotado a la firma de una autonomía significativa. El equipo de expertos de Axesor considera que la empresa especializada en cirugía ocular tiene un "posicionamiento competitivo", que le permite ser "un referente en el ámbito europeo y líder nacional del sector". Clínica Baviera cuenta en estos momentos con 68 centros repartidos entre España, Alemania, Italia y Austria. El 28% de los ingresos proceden de fuera de España y la tendencia es creciente. Axesor advierte, eso sí, de que "la concentración en el mercado nacional aún es significativa, provocando cierta dependencia" de un entorno donde las circunstancias económicas continúan siendo muy negativas.

Por eso, el gran reto para la compañía española es profundizar en su internacionalización, manteniendo las ventajas de un modelo de negocio que se caracteriza por una "amplia capacidad" de generación de caja. "La mayor parte de las operaciones comerciales se cobran al contado, mientras que se mantiene cierto margen favorable en el pago a proveedores, lo cual da lugar a una financiación a corto plazo que permite respaldar parte de sus inversiones con recursos sin coste explícito", explican desde el departamento de rating de Axesor.

La sociedad ha destinado sus excedentes de tesorería a la amortización de la deuda financiera contraída por el grupo. "El nivel de deuda se encuentra en niveles óptimos y se ha mantenido siempre acorde con sus capacidades de pago", subraya la agencia de calificación.

De hecho, la deuda financiera neta experimentó una reducción del 97,6% en el periodo comprendido entre el primer semestre de 2012 y el de 2013, pasando de 7,66 millones a 186.000 euros. La compañía fue en 2013 uno de los valores bursátiles estrella del año, con una revalorización del 188% entre los mínimos de abril y el cierre del 31 de diciembre, si bien ha experimentado después una ligera corrección. Clínica Baviera puede acometer ahora desde una posición de fortaleza los desafíos que afronta en el nuevo ejercicio.

Normas