La empresa Alhokair mantendrá los 1.200 empleos

Un grupo saudí se queda con la cadena textil Blanco

La firma española estaba en concurso de acreedores desde junio

Está especializada en franquicias y colabora con Inditex, Cortefiel y Mango

Tienda de Blanco en la calle Fuencarral de Madrid.
Tienda de Blanco en la calle Fuencarral de Madrid.

El juzgado Mercantil 8 de Madrid ha aprobado la venta de la mayor parte de los activos de la cadena textil española Blanco a Alhokair, grupo de Arabia Saudí especializado en franquicias y que ya colabora con los grupos españoles Inditex (Zara), Cortefiel y Mango.

La operación, gestionada por KPMG Concursal, está valorada en unos 40 millones de euros y prevé la asunción y mantenimiento de los 1.200 empleados actualmente adscritos a dichos activos (como tiendas o centros logísticos), según un auto.

Blanco presentó concurso voluntario de acreedores para todas sus sociedades en junio de 2013 ante los problemas económicos y financieros que padece por la crisis.

En paralelo, encargó su reestructuración a la firma especializada Gordon Brothers Europe, quien acordó el cierre de 45 tiendas, 43 de ellas en España y dos en Portugal, y desde entonces ha dotado de liquidez a la compañía por valor de 20,8 millones de euros, cantidad que también será asumida por Alhokair.

Además, la firma saudí pagará en efectivo 1,5 millones, al tiempo que asumirá deuda por valor de 6,44 millones y abonará créditos por unos 5 millones (aquellos generados por el mantenimiento de la actividad de Blanco desde el 1 de noviembre pasado hasta la consumación de la venta, fijada como máximo para el 31 de enero).

Adicionalmente, se hará cargo de hasta 2,93 millones por el crédito laboral de los empleados de Blanco y 3,51 millones correspondientes a alquileres pendientes de pago.

Normas