Zinc Shower organiza en mayo su segunda feria

Emprendedor cultural busca inversor

Los candidatos podrán exponer sus ideas hasta el 17 de marzo

El año pasado se financieron un centenar de proyectos empresariales

Emprendedores en la pasada feria de Zinc Shower en Madrid.
Emprendedores en la pasada feria de Zinc Shower en Madrid.

Zinc Shower vuelve. Y lo hace a lo grande. El lunes 13 de enero este festival abre una segunda convocatoria para elegir proyectos empresariales en el ámbito de las industrias culturales y creativas. Los candidatos podrán presentar proyectos hasta el 17 de marzo. De estos, un jurado compuesto por 29 profesionales, mayoritariamente emprendedores, escogerá a los cien mejores, que podrán mostrar sus proyectos de empresa en el espacio del Matadero de Madrid, entre el 23 y el 25 de mayo.

Será el momento en el que podrán convencer a posibles inversores de que su idea de empresa es viable. Asimismo, podrán participar en actividades y establecer contactos con otros emprendedores La segunda edición de Zinc Shower acogerá start-ups o proyectos en una fase temprana de desarrollo o creación, así como propuestas de negocios ya implantados y en fase de expansión e internacionalización. El objetivo del evento es promover una industria creativa, rentable y sostenible. El organizador de Zinc Shower, Rafael de Ramón, definió ayer, durante la presentación de esta nueva convocatoria en Madrid, el objetivo de esta feria de emprendedores, que no es otro que “transformar, crear valor y generar empleo a través de las industrias culturales y creativas”. En la primera edición, celebrada en primavera del año pasado, se presentaron 900 proyectos. El jurado seleccionó a un centenar de ellos para exponer sus proyectos. La directora del Matadero de Madrid, Carlota Álvarez, aseguró que lo prioritario es “apoyar el talento, ya que hay iniciativas relevantes, que es necesario apoyar”.

Zinc Shower llega con novedades; incluirá proyectos del ámbito de la gastronomía y el turismo cultural, que se sumaran a la oferta de la anterior edición. Los emprendedores presentarán proyectos en ámbitos de la industria como los videojuegos, el arte, la música, la televisión, el teatro, o el diseño. Para reforzar el carácter emprendedor del evento, se incorporarán herramientas que faciliten el acceso de los emprendedores a la financiación y al mercado. Entre ellos, un taller para aplicar una metodología participativa de trabajo en red. Y otro con claves para desarrollar proyectos en Latinoamérica. Las iniciativas seleccionadas también accederán a un programa gratuito de formación para reforzar las capacidades de gestión y desarrollo de la propuesta. Se les asesorará en aspectos como el plan de viabilidad, marketing y ventas, o internacionalización.

Los organizadores también quieren establecer acuerdos de colaboración con la UE, para atraer no solo ideas, sino también a inversores, ponentes y empresas. Uno de los organizadores, Andrés Lomander, señaló que “estamos intentando introducir Zinc Shower en el escenario internacional. Que sea un evento al menos europeo”.

 

Se necesitan una media de 270.000 euros

Durante la pasada edición de Zinc Shower se consiguió la participación de 80 inversores. El 25% correspondía a los denominados business angels privados, el 21% a redes de business angels, el 42% a fondos de inversión, y el 12% a compañías del sector cultural y creativo. La inversión media que se requería era de 270.000 euros.

El mínimo era de 25.000 euros y el máximo de tres millones. Un 21% de los 900 proyectos que se presentaron el año pasado correspondieron a las artes audiovisual –cine, música, TV–, otro 21% al campo editoral, un 17% a los proyectos de software y servicios de tecnologías de la información; un 16% al arte y diseño; un 11% a la publicidad; un 8% al ámbito de la moda; y, finalmente, un 6% al sector de animación y videojuegos.