Los conductores tendrán en el coche las aplicaciones y servicios que ya conocen del móvil

Google se cuela en los coches con su Android

La alianza busca acelerar la innovación en los automóviles ofreciendo apertura, personalización y escala, dice la compañía

Los coches se abren al Android de Google.
Los coches se abren al Android de Google.

Google cuela Android en los coches de Audi, General Motors, Honda y Hyundai. Estas compañías, junto al fabricante de chips Nvidia, han creado la Open Automotive Alliance, cuyo objetivo es llevar el sistema operativo del buscador a los automóviles y hacerlos más inteligentes. “La alianza busca acelerar la innovación en los automóviles ofreciendo apertura, personalización y escala”, aseguró Google. “[...] con Android, los conductores tendrán en el coche las aplicaciones y servicios que ya aman y conocen, a la vez que los fabricantes podrán ofrecer tecnología punta a sus clientes”, aseguró en un comunicado Patrick Brady, director de Ingeniería de Android.

El movimiento de Google tiene otro propósito añadido, como infnormó CincoDías el pasado día 1: frenar el avance de Apple en el sector de la automoción. La compañía de la manzana se adelantó a los de Mountain View y el pasado junio ya desveló alianzas con fabricantes como BMW, General Motors, Honda, Daimler AG y Ferrari para incorporar dispositivos con iOS, su plataforma rival de Android dentro de los futuros vehículos de estas marcas. Así que la guerra iOS-Android, muy dura en los teléfonos inteligentes y en las tabletas, promete ser dura también en el automóvil.

El interés de Google y Apple por el sector del automóvil no es gratuito. Ambas multinacionales saben que al año se fabrican una media de 80 millones de nuevos vehículos (entre coches y camiones ligeros) y que cada vez más estos automóviles estarán conectados a internet, formando parte del llamado internet de las cosas. Algunas cifras barajadas por el mercado apuntan que en 2025 el 60% de los coches estarán conectados a la red;otras, más optimistas aseguran que para 2020, el 90% de los vehículos vendrán equipados con soluciones de conectividad, frente al 10% actual.

La apuesta de Google por la industria de los coches no es nueva, y va mucho más allá de querer llevar su Android en las nuevas tecnologías de navegación y entretenimiento de los vehículos. La compañía ha fabricado y ya prueba por las calles de San Francisco prototipos de coches inteligentes que se conducen solos, gracias a múltiples cámaras y sensores.

Cámara que graba desde el coche

Otra novedad relacionada con el sector del motor que se ha visto en esta última edición del CES llegó de la mano de Garmin, que presentó una cámara que graba desde el coche todo lo que ocurre en la carretera.La cámara, que sale a la venta en febrero y costará 250 dólares, se coloca en el salpicadero del automóvil y vuelca todo el contenido que graba en una tarjeta microSD de 4GB. ¿Su utilidad? Sin duda podrá esclarecer qué ocurrió exactamente en un accidente, algo importante para evitar problemas con la aseguradora, por ejemplo.

Normas
Entra en El País para participar