Sube un 0,51% en noviembre respecto a octubre

El crédito a las familias repunta por primera vez desde junio de 2013

Sede del Banco de España en Madrid.
Sede del Banco de España en Madrid.

Tímida apertura del grifo del crédito en la recta final de 2013, según los últimos datos publicados por el Banco de España. La estadística actualizada ayer refleja que la financiación a las familias españolas se elevó el pasado noviembre un 0,52% hasta los 798.039 millones de euros, frente a los 793.940 millones de euros de octubre. Aunque ligero, supone un aumento después de cuatro meses consecutivos de caídas que habían llevado la deuda financiera de los hogares a sus niveles más bajos desde el comienzo de la crisis.

La última vez que los hogares españoles habían incrementado su endeudamiento con las entidades financieras fue en junio de 2013, gracias al repunte de los créditos al consumo. En esta ocasión, no solo han contribuido este tipo de préstamos, que han aumentado un 1,68% respecto a octubre hasta un volumen de 178.993 millones de euros, sino que el dinero concedido para la compra de vivienda (que representan más de tres cuartas partes del endeudamiento total) también ha subido en noviembre. En concreto, un 0,18% hasta los 616.028 millones de euros. Supone el primer ascenso mensual desde mayo de 2012.

No obstante, en términos interanuales, es decir, comparado con noviembre de 2012, los créditos hipotecarios retrocedieron un 4%. Asimismo, respecto a hace un año, se mantuvo el tijeretazo a la financiación de los hogares al descender el crédito un 5,2%. Si se atiende a la evolución del flujo efectivo del dinero prestado, que compara los niveles del crédito en función de la variación neta de los activos y que es la que utiliza el Banco de España, la caída fue del 4,6%, un décima menos que en octubre.

Para José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, las cifras reflejan “una estabilidad en el saldo de crédito más que el inicio de la recuperación”. De hecho, espera que se mantenga esta misma tendencia durante el nuevo ejercicio que acaba de empezar, “especialmente durante la primera mitad” de 2014. “Si finalmente la recuperación económica se consolida y los mercados financieros siguen mejorando, podríamos hablar de una recuperación también de la financiación privada. Pero aún es muy prematuro”, opina. En su opinión, “es un dato más que apunta a la consolidación económica y financiera”.

Tanto el Gobierno como el propio supervisior dirigido por Luis María Linde habían apostado por una mejora del crédito en el último trimestre de 2013, algo que en octubre parecía difícil de creer teniendo en cuenta que ese mes el crédito a las familias sufrió una caída récord.

Pero, con los últimos datos sobre la mesa, Santiago Carbó, catedrático de economía y finanzas de la Bangor Business School, opina que “se va en la buena dirección”.

Asegura que “muy lentamente se está produciendo el ajuste en el mercado crediticio porque baja la prima de riesgo y mejoran las condiciones de financiación en los mercados, lo que se filtra a la economía real”.

La deuda de las empresas baja

Pero, en el mismo mes en el que se ha registrado una leve reactivación del crédito a las familias, las empresas vuelven a chocar con el cerrojazo de la financiación, señal de que la banca sigue reticente. Tras terminar octubre con un con un repunte de sus deudas hasta 1,090 billones, el endeudamiento de las denominadas sociedades no financieras bajó un 0,49% en noviembre hasta sumar 1,084 billones de euros, mientras que en tasa interanual cayó un 8,7%.

La caída interanual de este saldo se explica por el descenso de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 14,6%, hasta los 662.790 millones de euros.

En cambio, los valores distintos de acciones aumentaron un 5,9% durante el mes de noviembre en tasa interanual, hasta los 82.158 millones, mientras que los préstamos al exterior bajaron un 1,4% en relación a noviembre de 2012, hasta los 339.971 millones.

Un endeudamiento por debajo de 800.000 euros

A pesar de la subida mensual de noviembre, la deuda financiera de los hogares españoles todavía se sitúa por debajo de los 800.000 millones de euros. Exactamente, 1.961 millones de euros por debajo. Fue en el mes de septiembre de 2013 cuando el endeudamiento bajó de esa cota por primera vez desde febrero de 2007 (790.236 millones), en los comienzos de la crisis. Al cierre de 2010, la financiación a las familias llegó a rozar los 900.000 millones de euros. Pero en 2011 bajó a 870.960 millones de euros y, en 2012, hasta 833.822 millones de euros.

En cuanto a los tipos de interés, el tipo medio ponderado de las nuevas operaciones de crédito se situó en el 2,99% el pasado octubre (último dato disponible en el Banco de España), ligeramente por debajo del 3% del mes precedente y del 3,07% de octubre de hace un año.

Normas
Entra en El País para participar