Entrevista con Alberto Muguiro, presidente de Stock Uno

“Las plantillas de las grandes empresas van a crecer poco”

“Las plantillas de las grandes empresas van a crecer poco”

Nos hemos comido entera la crisis”. Con esta frase, Alberto Muguiro, presidente de Stock Uno, revela las dificultades que ha tenido que afrontar para poner en marcha desde 2005 un proyecto empresarial enfocado hacia la externalización de servicios. “Todo lo que no sea imprescindible para la empresa y que pueda ser realizado por personal externo”, resume. Enfocado hacia servicios de marketing, ahora ha dado un salto con la compra de CTC Externalización para empezar a aportar personal externo a la industria. Con una facturación de 130 millones de euros y una plantilla de 6.000 empleados, cree que las empresas no van a volver a internalizar plantillas tras el fuerte ajuste del mercado laboral, que ha perdido 3,6 millones de afiliados en seis años. “A nada que crezca un poco el mercado, las empresas se van a poner a contratar, pero se va pensar mucho internalizar las plantillas después de todos los procesos de despido que han tenido que acometer. Creo que la gran mayoría se va a decantar por externalizar. Las plantillas crecerán muy poco”, precisa.

Pregunta. España tiene una tasa de paro del 26% y el Ejecutivo augura que este año se empezará a ver la luz al final del túnel. ¿Comparte ese diagnóstico?

Respuesta. Hemos notado mejoría en la parte industrial, en la de consumo no. Lo que se ve es que cuando las cosas van mal, tiendes a externalizar algunas cosas. Empieza a ver una cierta estabilidad y cuando eso ocurre la gente empieza a sacar los planes de los cajones. Se externaliza todo lo que no es importante y hay procesos que requieren un gran número de trabajadores que no todo el mundo tiene. Nuestros trabajadores cogen, cortan y distribuyen bobinas de grandes dimensiones para General Cable; lavan, chequean y revisan los coches de alquiler de las grandes compañías;etiquetan y colocan por la noche toda la mercancía de C&A o de Primark e incluso ahora gestionan la logística de la plataforma logística de Seur. Hay una tendencia natural a la externalización, ya que hay empresas que prefieren centrarse en el núcleo central de su negocio.

P. ¿Esa labor no es la misma que realizan las empresas de trabajo temporal?

R. La externalización es distinta del trabajo temporal. En la externalización el que gestiona es la empresa que provee el servicio y por lo tanto yo soy el último responsable de todo el proceso. En el temporal la que gestiona es la empresa que contrata.

P. ¿Cuáles son las principales ventajas de la externalización de las plantillas frente a la contratación tradicional?

R. Las ventajas vienen por el lado financiero y por el lado organizativo. En primer lugar externalizar el trabajo suele ser más barato porque nos centramos en adecuar el perfil a la categoría y así ahorramos costes intermedios que se puedan generar. Voy a hacer inversiones que el fabricante no tiene que hacer y voy a mejorar su fondo de maniobra porque a la empresa le van a pagar a 30 días y a mi me van a pagar a 60 o 90 días.

En segundo lugar adecuas tu plantilla a tus necesidades:aumenta la producción, pides más gente; baja, pides menos gente. Y en tercero te evitas mantener una cierta estructura: no tienes que hacer nóminas, trámites administrativos o gestión de personal. Cuando son pocos no importa, pero nosotros solo en Carrefour tenemos 1.200 empleados de los 5.000 que tiene en España reponiendo.

P. Montoro azuzó el debate sobre la evolución de los salarios en España al asegurar que no estaban bajando, sino que estaban moderando su subida. ¿Comparte esa opinión?

R. No. Claro que se nota que los sueldos está bajando. Hemos firmado convenios a la baja no tanto en cuanto a lo que percibe el trabajador, sino en cuento al número de horas que tiene que trabajar para percibir la remuneración pactada. Hay otros dos factores que han irrumpido en esta crisis que también han cercenado el poder adquisitivo de los trabajadores:se han subido muchos impuestos y han desaparecido una gran cantidad de variables.

P. Sin embargo, sí hubo algunos pactos para subir remuneraciones que finalmente no se han cumplido por la aceleración de la crisis.

R. En 2007 negociamos con las empresas de la gran distribución una subida del 25% dividida en los siguientes cinco años y todas las compañías se mostraron de acuerdo en ese momento. Al segundo año tuvimos que descolgarnos. El pacto firmado con Anged hasta 2016 establece una congelación salarial a cambio de no eliminar una paga extra.

“La industria nos servirá para desestacionalizar”

Procedente de Prosegur, Muguiro observó desde que creó la empresa que había mercado para consolidar su compañía en el mercado de la externalización de servicios. “Había varios miles de millones de euros en juego, era un mercado muy fragmentado con una capacidad de crecimiento ilimitado”, apunta. Todo ello le ha llevado a una política de compras de empresa ligadas con el marketing operacional (Portobello, Diana o Grupo Repo) para ganar tamaño que va a cambiar desde la adquisición a principios de 2013 de CTC. “Estábamos con muchas ganas de entrar en el sector industrial porque nuestro trabajo y nuestra demanda son muy estacionales; de hecho, la navidad es crítica para nuestras ventas…Eso es una ventaja, porque nos permite planificar con antelación, pero también es una desventaja porque el verano es pésimo. Toda nuestra actividad va ligada al gasto. Eso puede cambiar con CTC, ya que la industria es antiestacional, porque produce en los valles para vender en los picos. Ahora el verano es bueno para CTC y el invierno es malo. Con la adquisiición hemos desestacionalizado mucho, pero seguimos estando muy afectados por el consumo”. Muguiro resalta que la crisis ha cambiado el plan estratégico de la empresa “desde un crecimiento orgánico a otro a través de compras”.

Normas