Prepara una nueva Ley del Deporte Profesional

El Gobierno regulará la entrada de los fondos de inversión en clubes de fútbol

Neymar da Silva Santos, jugador del Fútbol Club Barcelona.
Neymar da Silva Santos, jugador del Fútbol Club Barcelona.

El Gobierno está preparando una nueva Ley del Deporte Profesional que regulará como pueden los equipos de fútbol recibir dinero de fondos de inversión. Este asunto ha saldado a la palestra en los últimos tiempos, cuando en la Primera División del fútbol español se han producido movimientos relacionados con estos fondos de inversión y los derechos de determinados jugadores.

En concreto, esto ha sucedido con Radamel Falcao, exjugador del Atlético de Madrid, o Neymar, delantero del Barcelona, que eran propiedad de sociedades de inversión internacionales.

El Ejecutivo se refiere a esta cuestión en una respuesta enviada al Congreso, donde el diputado Ricardo Sixto Iglesias, de La Izquierda Plural, se había interesado “sobre actividad de fondos de inversión en los clubes españoles”.

En esta contestación, a la que ha tenido acceso Servimedia, el Gobierno dice que “la afluencia de nuevos recursos financieros que complementen las vías ordinarias de financiación de los clubes y Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) de la competición profesional se valora positivamente, más aún en estos momentos de restricción del crédito bancario”.

El Gabinete de Rajoy añade que está trabajando “en el Anteproyecto de Ley del Deporte Profesional en que se regulará dicha actividad”, en referencia a las formas en la que los equipos de fútbol pueden recibir esta financiación extraordinaria.

En este sentido, el Ejecutivo apunta que “cualquier actividad de financiación no tiene por qué adulterar la competición” y añade que “la actividad de los fondos de inversión, como cualquier otra vía de financiación, no tiene porqué ser incompatible con la normativa financiera de la UEFA ni con los reglamentos de control económico en vigor en el fútbol español”.

Asimismo, se asegura que “la principal vía de intervención de las Administraciones públicas en la gestión de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) se realiza a través de la participación en su capital social, teniendo el Gobierno puntual información sobre dicha participación a través del Registro de Asociaciones Deportivas”. Por otra parte, se destaca que “la normativa reguladora de las sociedades anónimas deportivas establece el régimen de incompatibilidades de los miembros de los Consejos de Administración de las SAD, fijando limitaciones específicas para los miembros de las administraciones públicas”.

Avales públicos

El Gobierno concluye que la posición del Gobierno “se ajusta a lo establecido en la normativa vigente reguladora de las sociedades anónimas deportivas, en la que no se establece ninguna limitación al acceso de una administración pública en la gestión de estas entidades, salvo las contenidas en el régimen de incompatibilidades al que se ha hecho referencia anteriormente”. Asimismo, se apunta que constan como entidades públicas que han participado en operaciones de crédito ligadas a la gestión de los clubes de fútbol las siguientes.

En concreto, la Generalitat de Cataluña, a través del Instituto Catalá de Finanzas, ha promovido un crédito sindicado al RCD Español de Barcelona. Además, el Gobierno de Navarra mediante la concesión de un aval en garantía de un préstamo bancario a favor del Osasuna. Por otra parte, el Ejecutivo señala que si se entienden como operaciones de crédito préstamos bancarios a clubes para compra de acciones, consta que la Generalitat Valenciana, a través de aval del Instituto Valenciano, ha ayudado a los clubes de Valencia, Elche, Hércules y Levante.

 

Normas