La última tendencia en estilismo
El reloj de bolsillo vuelve a ser ‘cool’

El reloj de bolsillo vuelve a ser ‘cool’

Se solían asociar con el siglo XIX. O con aquel recuerdo que conservamos del abuelo. Pero la cuestión es que los vaivenes de la moda han rescatado del olvido y las imágenes en blanco y negro a los relojes de bolsillo. Se empiezan a ver en los locales más cool, en las ciudades más cosmopolitas, entre los amantes de la moda y los hipsters.

Aunque se trata de un complemento apto para todos los estilos, existen ciertas pautas a tener en cuenta si se quiere lucirlos con propiedad. La marca suiza Tissot, fabricante de este tipo de complemento desde hace 160 años, acaba de sacar un manual del buen uso del reloj de bolsillo.

Primer consejo: hay que elegir bien su acompañamiento, no dejarlo al azar. Hay que elegir con cuidado los básicos jugando con los colores y con un toque de atrevimiento, sobre los que se luce el reloj. Los modelos sin tapa y esfera clásica funcionan bien.

Si se pretende causar sorpresa, la casa suiza recomienda optar por los modelos con tapa. La gente no queda indiferente si, al pedir la hora, uno extrae con calma el reloj de su bolsillo, lo abre y lo mira. Y para los más atrevidos queda la opción del pendant, una pieza que se luce al cuello. Como un collar para ellas, como un pequeño reloj en cadena para ellos.

La firma Tissot recuerda que los relojes de bolsillo no son exclusivos de quienes visten trajes. Quienes conducen motos, por ejemplo, llevan cazadoras ajustadas y guantes, por lo que les puede resultar incómodo llevar un modelo de pulsera.

Normas