El selectivo encadena su sexta alza consecutiva, del 0,82%
Panel de la Bolsa de Madrid
Panel de la Bolsa de Madrid EFE

El Ibex se coloca en los 9.900 a sesión y media de cerrar el año

Sesión y media. Es lo que le queda al Ibex para cerrar el año. La Bolsa ha reabierto hoy sus puertas tras el descanso del miércoles y el jueves por las fiestas de Navidad con una impulso claramente alcista.

IBEX 35 8.716,40 0,17%

Impulsado por lso buenos resultados de Wall Street, que abre de nuevo al alza, el selectivo español encadena su sexta jornada al alza con una subida final del 0,82% que lo sitúa en los 9.900,10 puntos.

Una posición desde la que tratará de alcanzar de nuevo la cota psicológica de los 10.000 puntos, que llegó a superar durante octubre. Tiene para ello la sesión del próximo lunes, con horario normal, y la del martes, que concluirá a las 14:00 horas por la festividad de Nochevieja serán sus últimas oportunidades para redondear 2013 retomando sus máximos del año.

Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, cree que “el Ibex puede subir estas últimas sesiones apoyado en dos cuestiones: la tendencia actual, sorprendentemente alcista tras el anuncio de la retirada de estímulos por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed, según sus siglas en inglés), y la pauta estacionaria de los últimos días del año”.

Paradójicamente, la retirada de estímulos del organismo presidido por Ben Bernanke, que había sido el principal temor de los mercados durante meses, se convierte ahora en el motor del rally navideño. Así, el Dow Jones ha marcado su sexto récord consecutivo al subir un 0,75% y situarse en los 16.479 puntos, mientras que el S&P 500 sumó un 0,47 y el tecnológico Nasdaq un 0,28%.

En el mercado de deuda también se respira tranquilidad. La prima de riesgo se sitúa en 237 puntos, con la rentabilidad del bono a 10 años en el 4,27%.

El euro, por su parte, cotiza al alza y se sitúa en 1,37 dólares.

La buena acogida de los mercados al tapering (retirada de estímulos) se debe a que se ha concretado de forma muy gradual, al reducir solo 10.000 millones de dólares de los 85.000 que la Fed destina mensualmente a comprar bonos de deuda y títulos hipotecarios. También se explica porque este movimiento es un síntoma de que la recuperación económica en Estados Unidos es lo suficientemente sólida como para poder empezar a prescindir de parte de las inyecciones extraordinarias de liquidez.

El visto bueno de los mercados al tapering se aprecia en los máximos históricos alcanzados esta semana por Wall Street. Por su parte, la política expansiva del Banco de Japón ha impulsado al Nikkei a sus niveles máximos desde 2007 y hoy ha cerrado estable en los 16.178 puntos.

Gracias a este impulso exterior, la subida que acumula el Ibex en la última semana es la mejor racha desde octubre, cuando sumó ocho sesiones al alza con una revalorización del 7,3% que le permitió reconquistar los 10.000 puntos por primera vez en más de dos años.

La duda es si el Ibex podrá volver a tocar los máximos del año en las últimas sesiones para rematar el ejercicio o si los inversores darán por zanjado un año de importantes ganancias y pensarán ya en situarse para 2014. A priori, no habrá importantes referencias económicas o empresariales en estas tres últimas sesiones del año que puedan provocar grandes movimientos del mercado.

“Lo más probable es que el Ibex termine el ejercicio a las puertas de los 10.000, pero sin superarlos”, cree Pingarrón. Jorge López, analista de XTB, afirma que “podemos empezar enero en torno a ese rango. Tal vez sea tarde para volver a la barrera psicológica de los 10.000 puntos , pero viendo el optimismo que se está percibiendo en el mercado norteamericano es muy factible que los toquemos en estas últimas jornadas que quedan del 2013”.

El objetivo de los 10.000 está a menos de 200 puntos, aunque los expertos coinciden en señalar que los movimientos de estas tres últimas sesiones del año podrían ser de poco recorrido y muy poco volumen, como ocurrió en los días anteriores. “Lo importante es el fondo del mercado, que es alcista”, concluye López.

El índice sube un 30% desde mínimos del año

Al margen del comportamiento del Ibex en estas últimas sesiones, con el aliciente de ver si es capaz de volver al nivel de los 10.000 puntos, 2013 se despedirá como un año muy positivo para la Bolsa española.Desde enero, el índice de los 35 principales valores ha subido un 20,23%. Esto le sitúa en el segundo puesto de Bolsas europeas que más se han revalorizado hasta la fecha, solo por detrás del Dax alemán, que acumula un alza del 24,65%. El Ibex adelanta al resto de grandes mercados del continente.ElCac 40 parisino ha subido un 15,86% desde inicio de 2013, el FTSE MIB de Milán se ha revalorizado un 14,89% y el Euro Stoxx 50, el selectivo de los 50 grandes valores europeos, ha subido un 16,58%.

2013 no ha sido un camino sencillo ni regular para el Ibex.De hecho, registró caídas en los primeros meses del año hasta tocar fondo en los 7.553,20 puntos anotados el 24 de junio. En verano emprendió un acelerado rally alcista, impulsado por el regreso de los inversores internacionales y por la mayor confianza en la estabilidad de la zona euro y en la economía española, que lo llevó a los 10.037,8 puntos el 21 de octubre. Pese al descenso posterior, desde su mínimo de junio hasta hoy el Ibex ha subido un 30%.

Para el próximo año, las perspectivas son buenas para la renta variable en general, aunque no se esperan subidas tan pronunciadas como las de este ejercicio. Pingarrón cree que la Bolsa española tiene un potencial de revalorización para 2014 de entre el 10% y el 15%. López espera un próximo año positivo para el Ibex, aunque matiza que su buena marcha dependerá de que el contexto macroeconómico no defraude las expectativas marcadas este año y de las noticias sobre el sistema bancario europeo, que afrontará una revisión de la calidad de sus activos y un test de estrés en 2014.

Normas