Idealista estima que los precios han bajado un 7,4% en 2013
Un cartel de venta de pisos en la fachada de un inmueble de Bilbao. EFEArchivo
Un cartel de venta de pisos en la fachada de un inmueble de Bilbao. EFE/Archivo EFE

Dónde comprar casa a menos de 1.000 euros el metro y dónde a casi 4.000

Todas las comunidades autónomas finalizan el año con caídas de precio

Madrid, Baleares y País Vasco es donde menos descuentos se contabilizan a final de año

El estudio realizado por Idealista.com sobre una muestra de casi 330.000 viviendas concluye que las casas de segunda mano en España han ralentizado este año su proceso de abaratamiento hasta cerrar con un descenso del 7,4%, lo que sitúa el precio medio del metro cuadrado en 1.734 euros.

Así, el año culmina con caídas generalizadas del precio de los inmuebles en todo el país, ya que todas las comunidades autónomas han visto cómo se reducen los precios en términos anuales. Solo dos provincias (Lugo y Orense) y una capital (Lugo) han logrado que los precios de sus casas cierren el ejercicio con aumentos respecto a los valores de finales de 2012.

En opinión de Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista.com, "sorprende el optimismo con que se cierra 2013 en materia de vivienda. Un año en el que no hay datos que objetivamente nos hagan pensar que los precios han tocado suelo y que podamos hablar de recuperación del sector. El stock no se reduce, la demanda nacional es reducida y no consigue financiación y el inversor extranjero llega con cuenta gotas debido a la volatilidad de la seguridad jurídica y sin confirmarse que se podrán conseguir buenas rentabilidades. Mientras estos factores no mejoren, los precios seguirán siendo la única palanca capaz de reactivar el mercado". Es más, defiende Encinar, "la creciente sensación de euforia puede ralentizar el ajuste y retrasar la recuperación".

Una de las conclusiones que arroja el análisis de Idealista.com es lo heterogéneo que puede llegar a ser el mercado residencial español. Pese a que la tónica general son las rebajas de precios, existen comunidades autónomas donde los descuentos medios apenas son ya del 3,9%, como es el caso de Madrid, u oscilan entre el 5% y el 6%, como en Baleares y el País Vasco. Y esa situación contrasta con los desplomes del 14% que se registran en La Rioja, o del 11% de Castilla-La Mancha y Cantabria.

Las mayores y menores caídas

Esos distintos comportamientos tienen como consecuencia precios medios muy dispares, tanto en la clasificación por regiones, como en la de provincias y en la de capitales. Entre las comunidades autónomas, el País Vasco se consolida un año más como la más cara, con precios medios que rozan los 3.000 euros (2.883), seguido de Madrid, con 2.641 euros por metro cuadrado y Cataluña, con 1.918 euros. En el lado opuesto se sitúan las regiones de Castilla-La Mancha, con 1.065 euros, seguida de Murcia (1.088) y Extremadura (1.090).

En el ranking de provincias, dos de las tres más caras son vascas: Guipúzcoa y Vizcaya, con 3.221 y 2.930 euros respectivamente. Seguidas de la provincia de Madrid, con los 2.641 euros mencionados. Y, sin embargo, las tres provincias más baratas se localizan en Castilla-La Mancha: Cuenca, Ciudad Real y Toledo, ya que ninguna llega a los 1.000 euros de precio medio.

Por último, si el estudio se circunscribe a los precios por capitales de provincia, San Sebastián, con 3.922 euros, Barcelona, con 3.183 y la ciudad de Madrid, con 3.107 son las tres urbes más caras. Sus casas contrastan con lo que se paga de promedio en Cuenca (1.199 euros), Ávila (1.165) y Lérida (988), que se convierte en la capital de provincia más barata de España.

Otro de los datos relevantes que recoge el estudio de este portal inmobiliario es que ya son nueve las capitales de provincia que han visto cómo los precios de sus viviendas han disminuido más del 40% desde que estalló la burbuja, por lo que sus casas valen hoy prácticamente la mitad de lo que costaban antes de la crisis. Se trata de los inmuebles de Lérida (-53,5%), Zaragoza (-47,6%), Guadalajara (-47,6%), Huesca (-46,8%), Ávila (-45%), Castellón (-45%), Valencia (-44,3%), Cuenca (-43,2%) y Gerona (-42,9%).

En cambio, las ciudades de Lugo (-13%), Orense (-15%), Palencia (-19,1%) y La Coruña (-19,8%) fueron las únicas que registraron abaratamientos inferiores al 20% desde que comenzó la crisis.

Normas