Nuevos recortes en la atención sanitaria del colectivo
Un médico atiende a una paciente en su consulta.
Un médico atiende a una paciente en su consulta. EFE

Los funcionarios de Muface con Sanitas deberán elegir otra sociedad

La atención sanitaria de los funcionarios a través de la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (Muface) sufriá algunos recortes en 2014. Así lo publicó hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde, para empezar, se comunica que la sociedad médica Sanitas ya no formará parte de esta mutualidad el próximo año.

No obstante, todos aquellos funcionarios que fueran clientes de Sanitas a través de Muface tendrán hasta el 31 de enero de 2014 para poder elegir entre una de las otras cuatro sociedades médicas que sí han renovado el concierto con la mutualidad estatal (Asisa, Adeslas, DVK e Igualatorio de Cantabria).

Además, el resto de los funcionarios adscritos a una de estas sociedades podrá también cambiar, por una sola vez, a lo largo del mes de enero a una de las otras tres incluidas en el concierto.

El texto publicado hoy también extiende a los 1,5 millones de beneficiarios de Muface (cerca de un millón de titulares y medio millón de familiares) los recortes generales de la sanidad pública aplicados ya durante 2013 al resto de la población. En concreto, a los adscritos a Muface se les aplicará desde 2014 el copago en medicamentos hospitalarios (incluidos algunos tratamientos contra el cáncer), el copago en el transporte sanitorio no urgente o en la reproducción asistida.

Además, el Gobierno ha eliminado algunas prestaciones sanitarias que venía costeando Muface como la periodoncia (tratamientos dentales para las enfermedades de las encías y del hueso).

Estos ajustes se suman al paquete de recortes que ya aprobó el Ejecutivo para 2013, que supuso una disminución del 22% de las prestaciones sanitarias para los funcionarios, según denunció el sindicato CSI-F, mayoritario entre este colectivo. Entre estos recortes estuvo la supresión de parte de los programas de ayudas a la dependencia, podología, termalismo social para mayores, becas de estudio y residencia para mutualistas o de las ayudas para adquisición de vivienda propia.

Asimismo, el subisidio de jubilación se redujo este año a la cuarta parte y también se vieron recortadas las indemnizaciones a familiares por defunción.

Las cuentas de Muface se han visto recortadas en 100 millones en cinco años por las menores aportaciones del Gobierno y la congelación del empleo público (no hay nuevos mutualistas) Así, el remanente de tesorería se ha reducido un 68% hasta los 71 millones, lo que compromete a medio plazo el futuro de la mutualidad, según alerta CSI-F.

Normas