La empresa CT Ingenieros es proveedor técnico de Airbus
La I+D española saca pecho al frente de la aeronáutica europea

La I+D española saca pecho al frente de la aeronáutica europea

"Somos una empresa de ingenieros dirigida por ingenieros”, defiende con orgullo Francisco Marín Úbeda, director general de la filial francesa de CT Ingenieros. Una empresa española de I+D puntera en la prestación de servicios de ingeniería mecánica y aeronáutica, y uno de las principales proveedores de EADS, consorcio aeronáutico y de defensa responsable de Airbus, con sede en Toulouse, Francia.

La matriz es española echó a rodar hace 25 años concentrada prácticamente en el sector de la automoción. Pronto comenzaron a diversificar sus servicios a campos como el aeronáutico, ferroviario, naval y aeroespacial. El salto definitivo llegó en 2009, cuando EADS les seleccionó como proveedor de primer nivel. CT Ingenieros se ha convertido desde entonces en un grupo internacional con una facturación de 50 millones de euros en 2011.

“EADS nos puso como condición tener presencia en todos los países donde estaban ellos”, recuerda Marín. La empresa cuenta actualmente con alrededor de 1.000 trabajadores y tiene presencia en España, Francia, Portugal, Inglaterra, Alemania, India y Brasil. La filial francesa que dirige Úbeda cuenta con 100 trabajadores y su nicho es por definición la I+D. En concreto, los llamados materiales compuestos, una fibra de carbono que se usa en la fabricación de piezas estructurales del Airbus y la producción aeronáutica. “Son piezas mucho más ligeras que las metálicas”, explica Marín.

Considera que la designación de EADS, con quien ya trabajaban a través de la relación de su cliente en España, como un premio a su competencia técnica. Talento profesional, pero también cultura de negocios. “España ha ganado competitividad pero aún queda pendiente explotar que somos un país en el que se puede confiar, tanto técnicamente como en las relaciones empresariales”.

Recuerda que el coste de producir en España “es el 20% más barato que Alemania”. En cuanto a la situación de la I+D en España afirma que “se invierte poco”. La inversión pública española en investigación y desarrollo ha caído un 40% desde que se inició la crisis.

 

Toulouse, capital de la innovación empresarial

Toulouse, la cuarta ciudad de Francia, es un imán para las inversiones en investigación y desarrollo. Cuenta con tres universidades, cuatro escuelas de ingeniería y 14 centros de enseñanza superior. Es la capital europea de la aeronáutica al albergar las sedes de gigantes como Airbus o ATR, una industria genera 35.000 empleos a través de unas 600 empresas. Alrededor de 420 aeronaves se entregan anualmente desde Toulouse.

Es también la capital europea para el sector aeroespacial y acumula el 25% de los empleos europeos en este campo. Este tirón en la faceta más innovadora de la economía se traduce en que mientras el PIBde Francia quedó empantanado (0%) en 2012, Toulouse registró un crecimiento de la actividad del 3,8% y un aumento de la tasa de empleo del 2,8%. Hay 535 empresas españolas en Toulouse que generan 535 empleos.

Normas