Los costes laborales crecen tras quince meses de caída
Trabajador de la industria.
Trabajador de la industria.

Los salarios bajan un 0,2% en el tercer trimestre, su cuarto descenso consecutivo

Los salarios en España siguen bajando; un 0,2% el salario mensual por trabajador que, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) del tercer trimestre de 2013, es de 1.801 euros, frente a los 1.805,63 del mismo periodo del año anterior. Con todo, el coste laboral total, que tiene en cuenta otros costes como las indemnizaciones por despido o las cotizaciones a la Seguridad Social, ha crecido un 0,2% hasta los 2.460,64 euros por mes y trabajador.

Esta cifra rompe con cinco trimestres consecutivos de caídas de los costes laborales; no aumentaban desde principios de 2012. La mayor caída se registró a finales del año pasado: un 3,5%.

Dentro de los otros costes, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social totalizaron 576,12 euros, un 0,7% más que en el tercer trimestre de 2012, mientras que las percepciones no salariales crecieron un 0,9% debido a que las prestaciones sociales directas (especialmente las indemnizaciones por despido) compensaron la caída de otras percepciones no salariales, como las indemnizaciones por fin de contrato o los pagos compensatorios.

La jornada de trabajo se redujo un 0,3% en el tercer trimestre en comparación con el mismo periodo de 2012. Así, el coste laboral por hora efectiva crece un 0,5%. Este incremento, superior al del coste por trabajador, se debe a un descenso en el número de horas efectivas de trabajo.

Entre julio y septiembre, se perdieron 7,1 horas de trabajo a la semana, de las que más del 80% fueron por vacaciones y fiestas.

72.790 puestos de trabajo sin cubrir en España

Los últimos datos muestran que España tiene 5,9 millones de parados y una tasa de desempleo que roza el 26% de la población activa. Pese a ello, el INE ha detectado que existen un importante número de puestos de trabajo que no se cubren. Hoy ha hecho oficial por primera vez una estadística que cifra en 72.790 los empleos que están vacantes. En la metodología, el organismo explica que se entiende como vacante el puesto de trabajo creado recientemente, o que no está ocupado o que está a punto de quedar libre y para el que el empresario está tomando medidas activas para encontrar un candidato ajeno a la empresa.

Según Estadística, el número de vacantes se concentró en el sector servicios, con 61.809 vacantes, lo que supone un 84,9%. del total, seguido por la industria (8.427) y la construcción (2.555). Madrid y Cataluña concentran el mayor número de vacantes (17.797 y 15.583, respectivamente), mientras que en el otro lado, Navarra y La Rioja son las que menos puestos de trabajo dejan sin cubrir, con 541 y 333.

La encuesta, que recoge una muestra de 28.000 entrevistas al trimestre, muestra como los empresarios que dicen no tener vacantes lo justifican en un porcentaje superior al 94% por la falta de necesidad para contratar a nadie más. Solo el 4,1% esgrime la carestía de la contratación. Esos porcentajes varían por comunidades autónomas: la que menos necesidad de cubrir vacantes tiene es Navarra, con un 97,3% de los puestos cubiertos, mientras que la que más señala a los elevados costes de contratación como obstáculo para contratar personal es Andalucía, con un 8,4% de las respuestas.

CSI-F, el principal sindicato de la función pública, advirtió ayer que una de cada tres bajas se han producido en actividades ligadas con el empleo público (Administración Pública y Defensa, Seguridad Social obligatoria, Educación y Actividades Sanitarias y Servicios Sociales). En un comunicado señalan que la suma de todas esas secciones acumula un total de 24.145 vacantes en toda España, una tercera parte de las 72.790 registradas por el INE. Según CSI-F, los datos ponen en evidencia las políticas de adelgazamiento sobre las plantillas de la Administración que lleva a cabo el Gobierno desde finales de 2011, por lo que exige la puesta en marcha de un plan de recursos humanos para determinar con más precisión las necesidades del personal en las administraciones públicas y la convocatoria urgente de oposiciones. “España no se puede permitir el lujo de prescindir de un sector como las administraciones públicas para potenciar el crecimiento, la creación de empleo y, en definitiva, la recuperación económica del país”, sostiene.

Normas
Entra en El País para participar