La City

Confesiones de Aguirre I

No hay nada mejor que anunciar a los ponentes de un simposio que no hay prensa para que conferenciantes y público hablen y pregunten con total libertad. El problema es que eso no garantiza que algunas de las cosas allí dichas salgan a la luz pública.

Eso fue lo que le pasó a la expresidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, quien hace unos días habló de lo divino y lo humano a un restringido foro de empresarios. Empezó diciendo que esperaba que no hubiera nadie en la sala que no supiera quién era ella. Entre las frases más memorables que brindó a su auditorio destaca un “reconozco que me equivoqué con el plan hospitalario de Madrid. Si yo llego a saber que viene esta crisis, no lo hubiera hecho así”. Lo dijo, eso sí, precedido de un “habíamos quedado que no había prensa, ¿verdad?” Continuará...

Normas
Entra en El País para participar