La City

Confesiones de Aguirre I

No hay nada mejor que anunciar a los ponentes de un simposio que no hay prensa para que conferenciantes y público hablen y pregunten con total libertad. El problema es que eso no garantiza que algunas de las cosas allí dichas salgan a la luz pública.

Eso fue lo que le pasó a la expresidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, quien hace unos días habló de lo divino y lo humano a un restringido foro de empresarios. Empezó diciendo que esperaba que no hubiera nadie en la sala que no supiera quién era ella. Entre las frases más memorables que brindó a su auditorio destaca un “reconozco que me equivoqué con el plan hospitalario de Madrid. Si yo llego a saber que viene esta crisis, no lo hubiera hecho así”. Lo dijo, eso sí, precedido de un “habíamos quedado que no había prensa, ¿verdad?” Continuará...

Normas