La operadora planea iniciar acciones legales contra la autoridad de la competencia brasileña
Sede de Vivo en Sao Paulo.
Sede de Vivo en Sao Paulo. EFE

Telefónica abandona el consejo de Telecom Italia por la polémica en Brasil

César Alierta y Julio Linares renuncian a su puesto de consejeros

Movimiento drástico de Telefónica tras la polémica abierta en Brasil. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la operadora ha comunicado que “a raíz de las decisiones adoptadas por el Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil (CADE) en su sesión de 4 de diciembre de 2013, Telefónica considera que las medidas impuestas no son razonables y, en consecuencia, está analizando la posibilidad de iniciar las acciones legales pertinentes”.

La operadora indica que, en esta misma línea, y con el fin de reforzar su “firme compromiso con las obligaciones previamente asumidas por Telefónica de mantenerse al margen de los negocios de Telecom Italia en Brasil, César Alierta y Julio Linares han decidido renunciar, con efecto inmediato, al puesto de consejeros de Telecom Italia”.

Asimismo, Linares ha decidido renunciar, también con efecto inmediato, a su puesto en la lista presentada por Telco, holding que controla el 22,4% del capital de Telecom Italia en el que Telefónica es el principal accionista, para la potencial reelección del consejo de administración de la operadora transalpina en la junta de accionistas de dicha sociedad, convocada para el 20 de diciembre de 2013.

Además, Telefónica ha indicado que, sin perjuicio de los derechos reconocidos en el acuerdo de accionistas de Telco, ha decidido no ejercitar por el momento su derecho a designar o proponer dos consejeros de Telecom Italia.

Con este movimiento, Telefónica parece dejar claro que no va a poner en peligro su posición en Vivo, su filial en Brasil, país clave en las cuentas de la operadora al aportar cerca del 23% de los ingresos.

Las disputas se endurecieron la pasada semana cuando el citado Cade mostró su rechazo a que Telefónica mantuviera una doble presencia en el capital de Vivo y de TIM Brasil, en este último caso, a través de Telecom Italia, donde en septiembre pasado reforzó su presencia.

En un comunicado en su web corporativa, el Cade exigió a Telefónica que vendiera su participación en TIM Brasil, lo que podría implicar su salida de Telecom Italia, o bien que buscase un nuevo socio en Vivo.

En cualquier caso, fuentes de Telefónica señalan que la compañía no va a abandonar Telecom Italia, indicando que ambas compañías mantienen grupos operativos para la captación de sinergias. Estas fuentes explican que la compañía quiere dejar claro que está al margen de las decisiones que pueda tomar Telecom Italia con respecto a su posición en Brasil. 

Normas