Blogs por Alexis Ortega

¿Tiene el Banco Central Europeo herramientas para evitar el alza del EUR?

¿Tiene el Banco Central Europeo herramientas para evitar el alza del EUR?

Pese a los denodados intentos de los principales bancos centrales por generar inflación via masivas inyecciones de liquidez lo cierto es que los precios se mantienen muy moderados. Dentro de los bancos centrales hay que delimitar una marcada división entre los que se han metido de lleno en las políticas no convencionales de los que no han actuado tan marcadamente en esta línea.

El primer grupo está ampliamente representado por la Reserva Federal americana, el Banco de Inglaterra o el Banco de Japón mientras que en el segundo grupo parece alinearse el Banco Central Europeo. Esta distinción probablemente pueda ser más importante en el actual contexto de marcada moderación de los precios.

Desde Finagentes no estimamos que nos vayamos a encaminar a un escenario deflacionistas en la UME (en algunos países puede ser muy probable), pero sí a una desinflación. La reciente moderación de los precios es generalizada y no cabe atribuirla en exclusiva a una caída de los precios de la energía.

En todo caso, y a excepción también de ciertas economías periféricas de la UME, existe una cierta resistencia de los salarios a la baja por lo que no consideramos que se vaya a concretar una amenaza deflacionista en la zona.

Delimitado este entorno sí que cabe la pregunta sobre el margen de actuación de los bancos centrales. Parece claro que la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra o el mismo Banco de Japón podría intensificar las medidas monetarias no convencionales, aunque pudieran ya no enfocarse exclusivamente en la compra de bonos. La gran cuestión es si el Banco Central Europeo se embarcaría en un apuesta clara por medidas no convencionales una vez que los tipos de interés se sitúan en niveles cercanos a cero. Es muy probable por tanto que el mercado, especialmente dado a probar las partes débiles de las argumentaciones de las autoridades económicas, se dirija a probar el margen de actuación que todavía le pudiera quedar al Banco Central Europeo.

Un entorno de EUR apreciado sería desigualmente dañino en la UME teniendo como principal damnificado a Francia (e incluso Italia). La pregunta clave, y con la que comenzábamos este comentario, ¿Puede el Banco Central Europeo contrarrestar la apreciación del EUR? Sobre todo si se tiene en cuenta que sus recomendaciones de políticas de “devaluación interna” en la Europa periférica son las que puede estar detrás de la fortaleza del EUR en el medio plazo.

En otras palabras, el Banco Central Europeo está queriendo cerrar el “gap” entre el EUR “del Norte” y el “del Sur” con una ganancia de competitividad de éstos últimos (y una deflación) y descartando la opción de que se haga mediante la pérdida de competitividad de los primeros (y mayor inflación).

¿Puede uno evitar lo que ha creado?

Normas
Entra en El País para participar