La presidenta de Siemens España pide ayuda al Gobierno
Rosa García, presidenta de Siemens España.
Rosa García, presidenta de Siemens España.

Rosa García: “Salimos de la tormenta, pero no hay viento”

El consorcio tecnológico Siemens facturó en España en el año fiscal 2012-2013, que acabó el pasado 30 de septiembre, 1.066 millones de euros, un 5,8% más que en el ejercicio anterior, según anunció ayer la la presidenta de la multinacional en España, Rosa García.

Los pedidos crecieron un 11,2 % hasta los 1.084 millones de euros, ha añadido García en un encuentro con la prensa para hacer balance del último año.
Tras destacar que la cifra de negocios en España ha superado en el último ejercicio las propias expectativas del grupo, la presidenta de Siemens en España destacóque a estas cifras ha contribuido la compra de Dimetronics, cuya facturación se incluye desde mayo en las cuentas del grupo.

Asimismo, ha subrayado cómo la multinacional, a pesar de que los mercados donde opera Siemens han sido “muy duros” este año, ha sido capaz de mantener su facturación tanto en Industria como en Sanidad, mientras que en Energía también se habría crecido si se sumara todo lo que se ha vendido en el extranjero con empresas españolas.

Sobre la situación en España, la presidenta de Siemens ha destacado que la macroeconomía “está empezando a funcionar” y se ha mostrado confiada en que en 2014 habrá crecimiento económico, aunque no se llegará al 1%, pero ha apuntado que esos avances “tardarán tiempo en llegar” a la parte micro.

“La macro irá a una velocidad y la micro a otra”, ha añadido García, para quien el Gobierno “todavía tendrá que seguir haciendo grandes esfuerzos”.

“Para Siemens en España, lo que vemos es un mercado donde creemos que ya se ha tocado fondo a la hora de seguir haciendo recortes, pero un mercado donde todavía se tardará uno o dos años en coger velocidad de crucero”, ha afirmado. García ilustró sus palabras ayer con una fotografía de un barco paralizado en un mar con calma chica. “Hasta ahora presentaba la situación a mis empleados con un barco rodeado de rayos, ahora ya no existe la triple tormenta que hemos sufrido, hemos salido de ella, pero no hay viento, por eso el Gobierno debería seguir ayudando”.
La directiva confía en que se empiecen a revivir “algunas grandes inversiones en infraestructuras”, aunque ha recalcado que no espera “grandes alegrías“

A su juicio, se está adoptando “una aproximación más pragmática y profesional a la hora de hacer inversiones” y aunque siguen haciéndose “con cuentagotas”, se ha pasado de no hacerse ninguna a que haya algo.


No obstante, ha insistido en que España seguirá teniendo “el grave problema del paro y del paro juvenil”.

En cuanto al sector ferroviario, ha destacado que “la liberalización traerá muchas oportunidades”, ya que habrá algunas empresas que se apunten a la misma y a la compra de trenes.
Asimismo, ha señalado que todas las empresas que se dedican a la electrificación y los trenes van a mirar “con mucho cariño” el proyecto de alta velocidad en Turquía, aunque ha recalcado que primero “tiene que salir el pliego de condiciones”.

Respecto al sector industrial, ha expresado su esperanza en que siga creciendo, aunque ha hecho hincapié en que hay mucha línea industrial que estaba parada o funcionando sólo un turno, por lo que, a su juicio, se tardará en ver los productos industriales creciendo.

Normas