Los países tendrán dos años para adaptarse
Vista general durante un pleno del Parlamento Europeo.
Vista general durante un pleno del Parlamento Europeo. EFE

La Eurocámara aprueba la nueva normativa hipotecaria comunitaria

El pleno del Parlamento Europeo ha dado este martes su visto bueno definitivo a la nueva comunitaria sobre hipotecas, centrada en aumentar la protección del particular así como la información que recibe cuando suscribe un préstamo hipotecario.

Los países miembros tendrán ahora un plazo de dos años para transponer una directiva que consagra la dación en pago como fórmula de acuerdo en caso de impago y prioriza soluciones alternativas al desahucio de los morosos hipotecarios.

El español Antolín Sánchez Presedo, diputado socialista que ha sido ponente de la norma, asevera que la nueva legislación “supone un cambio muy importante” al “ser la primera directiva hipotecaria europea” e introducir un listado de garantías que “tendrán que ser incorporadas en la legislación española porque ahora no existen”.

El coste de no vincularse

La nueva norma europea impide ligar obligatoriamente la hipoteca a otros productos pero un informe del portal kelisto.es indica que la cuota hipotecaria se puede encarecer hasta en 1.357 euros anuales si no el cliente no se vincula al banco.

Entre las principales novedades, se incluye la obligación de dar al consumidor un periodo de reflexión de siete días antes de firmar un contrato hipotecario y del mismo periodo de siete días para retractarse tras la firma.

La nueva norma también protege la entrega de las llaves como única condición para saldar la deuda (dación en pago) si las partes llegan a a un acuerdo y exige una “tolerancia razonable” antes de proceder a la ejecución forzosa de un particular.

En paralelo, la regulación limita los cargos por impago, para evitar el sobreendeudamiento de los particulares a largo plazo y elimina la posibilidad de imponer recargos si el prestatario quiere pagar el préstamo antes de tiempo, aunque deja la puerta abierta a que el banco sea compensado.

De otra parte, la directiva hace hincapié en la supervisión de la concesión de hipotecas, para evitar que las entidades den estos créditos a quien no pueda afrontarlos. La votación de la directiva fue aprobada con 596 votos a favor, 31 en contra, y 65 abstenciones.

Normas