La apertura en rojo de Wall Street determina la caída
Un empresario pasa por delante de una pantalla con la cotización de la Bolsa de Tokio.
Un empresario pasa por delante de una pantalla con la cotización de la Bolsa de Tokio. EFE

El Ibex no puede con los 9.500 pese al nuevo mínimo anual de la prima

Con el final del ejercicio acercándose, los inversores parecen poco dispuestos a grandes alegrías y parecen haber dado ya por cerrado el ejercicio bursátil. El Ibex ha sido incapaz de auparse a los 9.500 puntos, a pesar de que la prima de riesgo ha marcado un nuevo mínimo anual en los 219, con el bono de nuevo al filo del 4%.

El Ibex 35 iniciaba la remontada poco antes de la subasta del Tesoro  y llegó a superar los 9.500 puntos, pero a partir de las 14.30 (hora española) ha perdido el brío y las órdenes de venta ganan la partida. El selectivo ha cerrado en los 9.438,3 puntos, tras una pérdida del 0,52%, con lo que ha compartido el tono negativo con el resto de bolsas europeas.

El resultado de la emisión del Tesoro español, la penúltima de letras del año, ha tenido luces y sombras. El organismo ha logrado colocar el máximo previsto en deuda a corto plazo aunque a un mayor interés.

Aparte del Tesoro, la jornada está exenta de grandes referencias macroeconómicas, de modo que su evolución la dictará en buena medida la propia operativa de los traders y sus ganas de comprar o vender.

IBEX 35 8.815,50 0,58%

Wall Street ha abierto con ligeras caídas, después de que anoche unas palabras abrieron la puerta a empezar a retirar los estímulos monetarios la próxima semana.

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes discurre hoy en torno a los 220 puntos básicos, marcando su nivel más bajo del año. En concreto, el diferencial del bono español respecto al 'bund' germano se situaba en los 219 puntos básicos, con una rentabilidad del 4,05%, si bien no ha sido capaz de perforar el 4%.

De esta manera, la prima de riesgo española ha marcado su mínimo en el año y su cota más baja desde mayo de 2011. Asimismo, el diferencial de España ha vuelto a situarse ligeramente por debajo del de Italia, que ha descendido desde los 239,5 puntos básicos hasta los 223 puntos básicos. 

Normas