Montoro dice que los cargos dimitidos eran socialistas
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. REUTERS

Ferre no descarta nuevos relevos en la Agencia Tributaria

Ferre descarta una politización de los relevos

Continúa la polémica desatada por una charla informal de Montoro

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ve “probable” que haya más relevos en la Agencia Tributaria, lógicos por la llegada de una nueva dirección y “pese a que algunos traten de menoscabar la independencia” del organismo “intentando hacer ver que los cambios se deben a razones políticas”. En una entrevista que publica hoy La Razón, Ferre ha asegurado que comparativamente los cambios en la AEAT son similares a los que han ocurrido en el pasado con la llegada de nuevos equipos directivos y ha defendido que los nuevos responsables son “tan profesionales” como los destituidos.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, rechazó ayer que se esté produciendo caza de brujas en la Agencia Tributaria, aunque reconoció que el relevo que se ha producido en el equipo directivo le ha servido para saber que la cúpula de la Unidad de Grandes Contribuyentes estaba llena de socialistas. En cuanto a los motivos alegados por Luis Jones al presentar su dimisión como director del Departamento de Inspección de la Agencia Tributaria, Ferre lo ha atribuido a discrepancias en nombramientos concretos, y en ningún caso por razones de fondo o expedientes concretos.

De hecho, aseguró que “no es cierto que la Infanta Cristina tenga un trato de favor” en los expedientes relacionados con el caso Nóos y que “esa acusación hace mucho daño al Ministerio”.

Sobre la supuesta aceptación de justificantes que antes se tildaron de ficticios afirma que es una “absoluta tergiversación” y que “los funcionarios de la Agencia Tributaria cambiaron el criterio de imputación por indicación expresa del magistrado-juez que dirige la investigación”. EFECOM

En conversación informal durante la recepción en el Congreso del Día de la Constitución, el ministro se empeñó en transmitir que los 29 ceses que se han producido en la Agencia Tributaria desde que fuera nombrado director general Santiago Menéndez son “relevos” como los que hay en “cualquier empresa” y que nada tienen que ver ni con Cemex ni con el caso Nóos.

“Cesan porque no les gusta el director general”, ha recalcado, tras subrayar que los que dejan su cargo son gente del PSOE que estaba a disgusto con Menéndez. Estas palabras contradicen la versión oficial mantenida hasta ahora y que aseguraba que la Agencia Tributaria no estaba politizada. Sin embargo, diversas fuentes aseguran que en el seno de la organización existen facciones enfrentadas entre sí

Sobre las denuncias que algunos inspectores han hecho en la prensa, Montoro dijo que “no son denuncias, son palabrería” y defendió el derecho de Santiago Menéndez a “montar su equipo”.

En el mismo corrillo, el ministro confirmó que habrá Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en torno al 18 de diciembre, que las balanzas fiscales están terminadas y que la próxima primavera el Gobierno tomará las “decisiones de formato legal” sobre la reforma fiscal, tomando como base un informe que los “expertos” deberán presentar “a finales de febrero”.

A pocos metros, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le acusó de estar perpetrando una “caza de brujas” en la AEAT y  no descarta solicitar una Comisión de Investigación.

Normas