Abierta la posibilidad de que reclamen daños y perjuicios
Sede de Deutsche Bank en Francfort
Sede de Deutsche Bank en Francfort

Banca minorista y grandes empresas, las víctimas del cártel del euríbor

Las grandes empresas europeas e internacionales y la banca minorista encabezan el listado de potenciales perjudicados por el cártel del euríbor, según las fuentes consultadas por este diario. Esas fuentes indican que el funcionamiento del cártel revela básicamente una manipulación por parte de la banca de inversión, que explotó en su propio beneficio el conocimiento que tiene de los grandes flujos de capital. Por ese motivo, añaden, las reclamaciones de daños y perjuicios podrían venir desde grandes empresas del sector de las telecomunicaciones, energético, farmacéutico, etc., cuyas colocaciones multimillonarias de deuda en el mercado suelen ser a través de alguno de los bancos implicados en el cártel.

“Basta mirar las operaciones de Telefónica, Deutsche Telekom o EDF para seguir la pista del cártel”, explican fuentes del sector bancario. “Los implicados en el cártel conocen de primera mano todas esas operaciones y pueden visualizar en cada momento cuándo vence un gran paquete de deuda o cuándo llega el pago de un cupones multimillonarios”. El banco suizo, UBS, que al parecer lideraba una parte del cártel (Barclays la otra) es uno de los más activos de Europa en ese tipo de cuentas.

Las víctimas, sin embargo, no hay que buscarlas solo en Europa. “Muchas corporaciones estadounidenses o japonesas emiten en euro y pueden haberse visto afectada”, corroboran fuentes de una entidad financiera europea. De manera significativa, una parte del cártel manipulaba el tipo de interés de las operaciones en yenes en el mercado londinense (Y-Libor) y en el de Tokio (Tibor). Y a juzgar por las sanciones, ese parece haber sido el mercado más afectado por el fraude, por lo que bancos y empresas japonesas podrían contemplar la reclamación de daños y perjuicios.

Norte contra sur

La otra característica del cártel, según los expertos del sector financiero, apunta a un fraude de los bancos acreedores hacia los bancos deudores. Eso parece explicar que entre los bancos multados no haya ninguno de España, Italia, Grecia o Portugal. “La manipulación la llevaron a cabo bancos con exceso de liquidez, acreedores del resto”, apunta una fuente bancaria. La misma fuente indica que la operativa del cártel muestra que la banca de inversión era la beneficiada de la manipulación y la banca minorista, la principal perjudicada.

Indemnizaciones complicadas

La identificación de las víctimas –empresas y banca minorista- no significa sin embargo que la concesión de indemnizaciones vaya a ser sencilla. Los expertos en derecho de la competencia y del sector bancario coinciden en que se trata de un caso muy complejo, en el que no será fácil demostrar un daño directo ni valorar el posible perjuicio. Por otro lado, desde el sector bancario no se contempla atacar a ninguna de las entidades implicadas, salvo que apareciera un caso muy y claro muy voluminoso que afectase a una tercera. “La banca nunca se ataca entre sí”, resume una fuente del sector.

Normas