Lo sufragarán los consumidores sinderecho al mismo
Consumidora revisando sus factura eléctricas.
Consumidora revisando sus factura eléctricas.

El Gobierno rectifica: las eléctricas no pagarán el bono social de la luz

El bono lo disfrutan tres millones de usuarios

El Supremo dio la razón a las eléctricas cuando se opusieron a este pago

Los consumidores sin derecho al bono social se las creían muy felices desde que el pasado mes de julio, dentro del paquete de la reforma eléctrica, el Gobierno decidiera eximirles de pagar una tarifa social a la que tienen derecho más de tres millones de usuarios. Concretamente, el RDL de medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico que entró en vigor el 12 de julio, establecía que el bono social lo pagarían las 11 mayores generadoras eléctricas:Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP, AES Cartagena, Bizkaia Energía, Castelnou Energía, Nueva Generadora del Sur, Bahía de Bizkaia Electricidad y Tarragona Power.

 Esta medida no ha llegado a aplicarse, pues el RD que debía desarrollarla aún no se ha aprobado. Además, la norma da de plazo hasta el 1 de julio de 2014 para la puesta en marcha del nuevo sistema de bono social, momento a partir del cual también cambiaría el sujeto de la financiación. En el segudo semestre supondrá para el sistema 180 millones.

El Gobierno ha rectificado también en este caso y va a dejar las cosas como están. Una enmienda del Grupo Popular en el Senado al proyecto de ley del sector eléctrico cambia lo establecido en el RDL de julio pasado y vuelve a ser el sistema eléctrico el que sufrague un bono que implica la congelación de la factura de la luz paraquienes lo disfrutan. El PP justifica la medida asegurando que se trata "de una mejora técnica para aclarar los aspectos relativos a su aplicación”.

El bono social fue creado por ley en 2009 y su coste recayó inicialemtne en las grandes eléctricas, tras el compromiso que alcanzaron con el Gobierno. Posterioremente, Iberdrola recurrió esta obligación ante el Tribunal Supremo, que le dio la razón en la primavera de 2012. La decisión resultó sorprendente pues suponía la inaplicación de una ley por parte del Supremo, función esta que corresponde al Tribunal Constitucional, al entender de entrada que era contrario al derecho comunitario.

El número de beneficiaros del bono social bajará a la mitad a partir de julio de 2014

Iberdrola también reclamó el importe desembolsado desde 2009 y el resto de eléctricas se sumaron a la reclamación. Fuentes jurídicas consideran injusto que l paguen los consumidores sin derecho al bono, pues es un error del Estado y es el Estado el que debía haberlo pagado.

¿Pero qué hizo que Industria, en el marco de la reforma eléctrica, decidiera volver a endosar a las eléctricas el coste del bono social pese a la sentencia del Supremo? Al parecer, los responsables del ministerio interpretaron que el alto tribunal falló en favor de las eléctricas al entender que no estaba suficientemente justificado en la ley por qué debían ser ellas las que pagaran.

De hecho, en la presentación del paquete de medidas de la reforma, el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, y el propio ministro, José Manuel Soria, aseguraron que se habían subsanado las deficiencias formales de la ley, lo que permitía sin problemas que las eléctricas pagasen.

Sin embargo, los abogados del Estado no las tenían todas consigo, y han recomendado mantener las cosas como están. De esta manera, se evitan un nuevo frente judicial con las grandes del sector y, al fin y al cabo, el coste del bono social, va a caer en picado con el nuevo modelo. Se calcula que el número de beneficiarios se reducirá a menos de la mitad a partir del año que viene.

En estos momentos, tienen derecho al bono social los clientes con TUR que tienen contratada una potencia inferior a 3 kW; los mayores de 60 años con pensión mínima; las familias numerosas y los hogares con todos los miembros en paro. Desde julio del próximo año, a estas condiciones personales se le añaden unos niveles de renta mínima por debajo de los cuales, no se tendrá derecho a la tarifa social: el 120% del salario mínimo interprofesional (10.841 euros) para una primera persona de la familia, el 70% para una segunda persona con ingresos (7.588 euros anuales) y el 50% para terceras y siguientes (5.420 euros).

Además, el bono sufrirá un descuento del 3,41%.

Anpier arremete contra las grandes

La asociación fotovoltaica Anpier arremetió ayer contra las grandes eléctricas, al considera que es una burla que se sientan víctimas de la reforma cuando, en 2013, “en un escenario económico calamitoso”, han incrementado su valor bursátil “de manera sorprendente”: Iberdrola, un 15,23 %; Endesa, un 24,13 % y Gas Natural, el 39,14 %. Por el contrario, señala Anpier, los activos fotovoltaicos han perdido más de un 50% de su valor en este mismo periodo y los productores, “asfixiados por los bancos, ni son recibidos por el Ministro de Industria”.

Las eléctricas han venido financiando el déficit de tarifa en tanto se titulizaba con el aval del Estado. El de este año, que superará con creces los 4.000 millones, carece de marco legal para ser cedido a terceros con garantías públicas. Hacienda les acaba de prometer una solución.

Normas