Josep Soler, presidente de Efpa Europa
Josep Soler, presidente de Efpa Europa
Josep Soler, presidente de Efpa Europa

"La banca debe pagar la educación financiera"

El presidente de Efpa Europa (Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera–Patrimonial, según sus siglas en inglés), Josep Soler, defiende que los bancos deben financiar programas que aumenten la cultura financiera de la población. Pide además a CNMV y al Gobierno que se escuche a Efpa para futuros cambios de regulación en el sector.

Pregunta. ¿En qué nivel está España en relación a otros países europeos en el asesoramiento financiero?

Respuesta. Trabajamos en un terreno bastante virgen y ha sido muy potente la labor de Efpa España. Nuestro país es uno de los pocos países de Europa en el que el regulador para asesorarte no pide nada. Puede ser un analfabeto quien te asesore sobre tu pensión de futuro. Ni el regulador te exige nada ni siquiera las Eafis, que piden experiencia, pero no una cualificación concreta. Tampoco había asociaciones establecidas en el sector.

P. ¿Espera cambios del organismo regulador en este sentido?

R. Está obligado a ello y más en estos momentos. La ESMA (la autoridad europea de los organismos reguladores como la CNMV) en sus estatutos ya dice que se deben generar unos estándares de cualificación profesional de los asesores financieros. Además, la Segunda Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financiero (Mifid II, según sus siglas en inglés) estará preparada a final de año o principios del año que viene. Va a ser un avance. Durante 2015 podría transponerse a España, pero es posible que antes de que entre en vigor la CNMV tome alguna determinación.

P. Tras casos como los de las preferentes y la crisis de confianza de la banca, ¿aprecia una mayor preocupación por este tipo de formación a sus trabajadores en las entidades financieras?

R. Sería lo lógico. Ya antes de esta crisis, algunas entidades apostaron por mejorar la cualificación de su red. Después de la crisis, los bancos han conseguido, por muchas razones, tener una distancia brutal con el cliente. No hay ningún sector económico que durante mucho tiempo pueda pervivir con una distancia tan fuerte entre proveedor y cliente. Algo se debe hacer para recuperar la confianza. Hay que dejar claro al cliente cuál es tu situación. Si tienes el objetivo de colocar un producto, se lo debes explicar así al cliente. Y si se lo recomiendas y le va bien, perfecto. Pero siempre con transparencia. Se debe dar a los profesionales unas condiciones de “independencia” en el modo de recomendar. Ante una disyuntiva, debe primar el cliente, por encima de las reglas internas del banco.

P. ¿Cree que se podrían haber evitado situaciones como las de las preferentes con un nivel de formación mayor entre los empleados bancarios?

R. No habría sido una relación directa, porque debe haber un cambio en las entidades para hacer menos banca de producto y más banca de cliente. Solo con la actitud del empleado no cambiaría, pero sin duda ayudaría. Muchos de estos profesionales tampoco sabían demasiado bien lo que vendían y eso es tremendo.

P. ¿Falta cultura financiera en España?

R. Sin duda, hay que mejorar la alfabetización financiera de la población. Es indispensable. Además, si lo analizaran bien, sería positivo para la banca porque más cultura financiera es menos morosidad, menos endeudamiento... Y al mismo tiempo es trasladar responsabilidad al cliente sobre lo que hace con su dinero. Los bancos, que han metido la pata hasta el fondo con una distribución inadecuada, ahora deben colaborar con la alfabetización financiera que, a la larga, les beneficia a ellos. Tienen que poner dinero para programas desde la escuela.

P. ¿Cree que la crisis puede servir para que eso cambie en España?

R. Está empezando a pasar. En Efpa colaboramos con proyectos de educación financiera como la web de la CNMV “Finanzas para todos” u otros proyectos con voluntarios de otras entidades. En algunos países europeos eso está funcionando muy bien. Profesionales voluntarios que van a las escuelas a enseñar cuestiones financieras básicas. Hay proyectos en marcha en Cataluña y en Castilla La Mancha y preveo para 2014 otros proyectos importantes en otras comunidades.

P. ¿Qué objetivos se marca Efpa para el futuro?

R. Crecer en número de profesionales con acreditación Efpa y también en el número de entidades que apuestan por la cualificación profesional. Además, pedir al regulador que tenga en cuenta la aportación de Efpa al sector. Queremos un papel de reconocimiento en cualquier exigencia de cualificación profesional. Por último, también pedimos tener una posición más consultiva. El Gobierno no lo sabe todo y debe escuchar a representantes del sector. No solo a los grandes del sector, como la AEB. También a otros actores. La ComisiónEuropea ya nos pide opinión sobre nueva legislación.El Gobierno, no.

Normas