Asegura que el Gobierno buscará fórmulas para cubrirlo

Luis de Guindos: "El consumidor no va a pagar el déficit de tarifa"

El ministro de Industria, José Manuel Soria, pide a las eléctricas que "no se preocupen"

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que los consumidores “no van a pagar” el posible déficit de tarifa eléctrico, y ha asegurado que el Gobierno va a buscar fórmulas de financiación que lo cubra.

De Guindos se ha expresado así en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en la III Edición Premios El Economista, y en relación a la propuesta del PP de retirar las aportaciones presupuestarias previstas en el proyecto de Ley del Sector Eléctrico para combatir el déficit de tarifa, lo que implica que volverá a haber desfase este ejercicio.

En este sentido, el ministro ha dicho que el Gobierno intenta que haya una alternativa a lo que hubiera sido que los contribuyentes paguen el déficit de tarifa, y que lo que va a hacer el Ejecutivo “es buscar una formula de financiación, igual que ha ocurrido en el pasado, que lo cubra”.

Sufrimiento en Bolsa

Las empresas eléctricas o con intereses en este sector han caído hoy en Bolsa tras conocerse la propuesta del PP de retirar las aportaciones presupuestarias previstas en el proyecto de Ley del Sector Eléctrico para combatir el déficit de tarifa, lo que implica que volverá a haber desfase este ejercicio.

Del conjunto de empresas con intereses eléctricos del IBEX 35, la más afectada ha sido Acciona, que ha cedido un 3,58 % en la sesión hasta situar sus títulos en 49,39 euros.

Le ha seguido Red Eléctrica, que se ha dejado un 3,48 %, hasta los 45,54 euros por acción.

Con respecto a las tres grandes eléctricas, los títulos de Iberdrola han bajado un 1,92 %, hasta los 4,6 euros; los de Endesa, un 1,81 %, hasta los 21,71 euros, y los de Gas Natural Fenosa, un 1,01 %, hasta los 18,14 euros.

El Grupo Popular ha propuesto, en las enmiendas presentadas al proyecto de Ley del Sector Eléctrico que actualmente se encuentra en el Senado, eliminar las aportaciones presupuestarias previstas para evitar la generación este año de déficit de tarifa, que se produce porque los ingresos del sistema eléctrico no cubren los costes.

El PP prevé aceptar así un déficit de tarifa de hasta 3.600 millones este año, frente a la previsión de equilibrio del Gobierno, con el objetivo de preservar el objetivo prioritario de controlar el déficit público.

Ese desfase tendrá que ser financiado por las cinco eléctricas integradas -Iberdrola, Endesa, Gas Natural, HC Energía (actual EDP España) y E.ON España-, que recuperarán la cantidad adeudada a lo largo de quince años.

En concreto, el PP propone sacar de los Presupuestos un crédito extraordinario de 2.200 millones de euros y la mitad de los extracostes de generación de los sistemas extrapeninsulares, la parte que iban a asumir las cuentas públicas, que asciende a 900 millones.

Precisamente estos dos conceptos, incluidos en la reforma aprobada en julio, eran elementos fundamentales para lograr el equilibrio este año, mientras que a partir de 2014 entrarán en vigor una serie de mecanismos automáticos de ajuste.

Así, ha dicho, “sin que tenga ningún impacto desde el punto de vista del contribuyente”, ha insistido el ministro, que ha descartado que una de esas fórmulas alternativas sea el Fondo de Amortización del Déficit del Sistema Eléctrico (FADE).

“Existen varias alternativas y no puede ser que ni que el contribuyente ni el consumidor lo pague”, ha concluido el ministro.

Coincidencia con Soria

De Guindos unía así su opinión a la manifestada por el ministro de Industria, quien por la mañana aseguró que "las eléctricas no deberían estar preocupadas” por la supresión de las aportaciones públicas para evitar el déficit del sistema, que tampoco tiene por qué conllevar una subida de la factura a los consumidores.

“Yo mismo le expliqué hace muy pocos días a los representantes de las compañías eléctricas más importantes de España, aquellas que suponen aproximadamente un 9 % de toda la generación, cuál es la situación y cómo esa diferencia de ingresos y gastos y costes del sistema puede llevar el aval del Estado”, ha destacado el ministro, al ser preguntado por las protestas de las empresas ante esa medida.

Soria ha añadido que, “por tanto, las empresas eléctricas, desde ese punto de vista, no deberían estar preocupadas, porque se les trasladó de esa manera”.

El ministro también ha defendido que “no tiene ningún fundamento” establecer “una relación de causalidad directa entre el déficit y las actividades reguladas del sistema”, porque, en lo que concierne a estas últimas, “transporte, distribución, sistemas insulares, extrapenínsulares, incentivos a las energías renovables, el sector está en equilibrio”, ha argumentado.

Soria ha rechazado, además, que la decisión de su Ejecutivo tenga que conllevar una subida del precio final que pagan los consumidores por la electricidad, que ha afirmado que dependerá de “lo que diga el mercado”, ya que “el Gobierno no es el que sube o baja la luz, es el mercado directamente”.

Ha recordado que los precios en España se deciden en subastas que cada trimestre se celebran entre las empresas que producen esa energía y las que la suministran, unas negociaciones que acaban por determinar el precio final para cada periodo de tres meses.

“Por ejemplo, en la subasta que hubo en el mes de junio, correspondiente al periodo julio a septiembre, hubo una reducción en el precio de la electricidad del 6,2 %”, ha precisado.

Así mismo, Soria ha rechazado las críticas de políticos canarios que han alertado de que la medida perjudicará especialmente a los habitantes del archipiélago, que, de acuerdo a sus tesis, acabarán pagando mucha más cara la electricidad que los de otros territorios del país.

“La factura eléctrica es exactamente igual para quien vive en Canarias que para quien vive en Madrid, en Santander o en Valencia” pese a que en las islas el coste de producción es mucho más elevado, de unos 190 euros por megavatio de media, frente a los 50 euros de media estatal, ha indicado el ministro.

Soria ha agregado que “ese coste adicional va directamente al sistema eléctrico”, como otros sobrecostes que se producen, por ejemplo, a causa del pago de primas para producir electricidad con sistemas renovables, ya que “va todo al mismo cajón”.

Por ello, Soria ha concluido que quien diga que eso va a tener un impacto en la tarifa del consumo en Canarias “está opinando con argumentos que no se corresponden a la realidad”.

Normas