Habían previsto recaudar 2.568 millones
Las regiones solo ingresan el 11% de lo previsto por la venta de patrimonio Ampliar foto

Las regiones solo ingresan el 11% de lo previsto por la venta de patrimonio

El déficit autonómico acumulado hasta el tercer trimestre sugiere que se incumplirá el objetivo

Las comunidades nunca han cumplido sus previsiones de ingresos por la enajenación de inversiones

La historia se repite cada año. Las comunidades indican en su presupuesto que recaudarán una cierta cantidad por venta de patrimonio y, cuando llega a final de año, apenas han cubierto un mínimo porcentaje de lo previsto. En 2009, los presupuestos autonómicos reflejaron 1.960 millones de ingresos por el capítulo 6 de enajenación de inversiones reales. Lograron el 9% de lo estimado. El año siguiente, se presupuestaron 1.373 millones y se cubrió el 19,9%. Para este ejercicio se han previsto 2.569 millones, la cifra más elevada de la historia. Y, hasta septiembre, la recaudación solo alcanza el 11,5% de lo previsto inicialmente (295 millones).

Si bien es cierto que buena parte de las operaciones de venta de patrimonio y desinversiones se acumula a final de año, todo apunta que se volverá a incumplir, y de largo, lo presupuestado. De hecho, la estadística de Hacienda que se inicia en 1984 muestra que, salvo en cuatro ejercicios, las comunidades siempre han recaudado menos de lo previsto. Sin embargo, antes de la crisis, el capítulo 6 de enajenación de inversiones reales suponía una partida de ingresos casi residual. Con el deterioro de la actividad económica y la consecuente caída de la recaudación, este capítulo presupuestario ha ganado peso la figura de los ingresos por venta de patrimonio. Sin embargo, ese mayor protagonismo solo se ha reflejado sobre el papel y no en la caja.

El problema es que el gasto público se vincula a los ingresos y si estos son menores de lo previsto, el déficit se dispara. Eso es precisamente lo que sucedió en todas las Administraciones en los primeros compases de la crisis, cuando el déficit público pasó de un superávit de 20.748 millones en 2007 a un déficit de 116.429 millones 24 meses más tarde. Los errores presupuestarios de los ingresos también se han reproducido en los últimos ejercicios, sin embargo, han sido compensados por incrementos impositivos y recortes adicionales de gasto.

La última vez que las regiones cumplieron su previsión de ingresos por la venta de patrimonio fue en 1997. Este error recurrente sugiere que los Ejecutivos autonómicos aprovechan este capítulo para encontrar un respaldo presupuestario que sustente ante el Ministerio de Hacienda su gasto público.

De los 2.569 millones que las comunidades habían previsto recaudar este año por las enajenaciones de inversiones reales, el 34% corresponde a Cataluña y otro 32% a la Comunidad de Madrid. El Ejecutivo de Ignacio González había previsto recaudar 828 millones y hasta el primer trimestre solo había logrado 36 millones, el 4,45% del total. Fuentes de la consejería de Hacienda restan importancia a esta cifra y aseguran que han decidido reducir el número de ventas de patrimonio después de que el Gobierno flexibilizara el objetivo de déficit autonómico para este año. La Generalitat de Cataluña, por su parte, solo ha logrado el 20,8% de los recursos previstos por la enajenación de inversiones reales. En cualquier caso, en el caso catalán, se espera que se puedan vender edificios en la parte final de este año. Entre los inmuebles a la venta se encuentra la consejería de Economía de Andreu Mas-Colell, situado en una zona céntrica de Barcelona y que podría convertirse en un hotel. 

De momento, la única comunidad que ha cumplido, y holgadamente, sus estimaciones ha sido Castilla y León, que había presupuestado 20 millones por la enajenación de inversiones reales y ha logrado 34,6 millones. Baleares, a diferencia del resto de comunidades, optó por no presupuestar ni un euro por venta de patrimonio y, sin embargo, ha logrado 662 millones. La entrada de estos recursos no previstos explica que Baleares sea la única comunidad que no ha registrado déficit en lo que va de ejercicio, Así lo indican los últimos datos publicados por Hacienda, que alcanzan hasta el tercer trimestre. El Ejecutivo de José Ramón Bauzá mantuvo sus cuentas en un sorprendente equilibrio.

En conjunto, los números rojos de las comunidades autónomas ascendieron al 1% hasta septiembre y se acercan mucho al límite del 1,3% que tienen como límite. De hecho, todo apunta que esa cifra se rebasará. La experiencia reciente indica que los números rojos suelen acumularse a finales del ejercicio. El año pasado, el desfase autonómico alcanzó en el tercer trimestre el 1,03% y cerró en el 1,84%. Además, hay que tener en cuenta que, en 2012, el Ejecutivo suprimió la paga extra de Navidad a los funcionarios, una medida que supuso un ahorro de 3.300 millones para las comunidades autónomas. Con estos precedentes, parece probable que se incumpla el objetivo de déficit.

De hecho, el Ejecutivo ya ha lanzado un aviso a Cataluña, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana ante el riesgo de que rebasen su límite. El Ministerio de Hacienda exige a estas comunidades que aprueben de forma inmediata acuerdos de no disponibilidad o que adelanten a este ejercicio medidas de ajuste previstas para el año siguiente. Murcia, ya en septiembre, superó su límite individual del 1,59%. Aragón, Madrid, Cataluña o Castilla-La Mancha son otras de las comunidades cuyo déficit hasta septiembre se acerca mucho al umbral fijado para todo el año.

Sorprenden encontrar en este grupo a Madrid, una de las regiones más cumplidoras y que acumuló un déficit en los primeros nueve meses del año del 1%, una cifra que prácticamente supone cubrir el objetivo del año, fijado en el 1,07%. Sin embargo, la Consejería de Hacienda discrepa de las cifras del Ejecutivo y asegura que, en realidad, sus números rojos se sitúan en el 0,84% del PIB. El departamento liderado por Enrique Ossorio denuncia que el Ejecutivo central le imputa gastos que todavía no se han ejecutado.

Normas
Entra en El País para participar