Planea ampliar capital
Fábrica de ThyssenKrupp  en Calvert, Alabama.
Fábrica de ThyssenKrupp en Calvert, Alabama. REUTERS

ThyssenKrupp vende su filial de acero en EE UU por 1.140 millones a ArcelorMittal

El grupo industrial alemán ThyssenKrupp ha vendido su filial de acero en EEUU a un consorcio de ArcelorMittal y Nipponsteel por 1.140 millones de euros y se plantea una ampliación de capital de hasta el 10%, según avanzan los medios germanos.

El consejo de administración de la empresa se reunió ayer tarde en Essen y está previsto que este sábado el presidente, Heinrich Hiesinger, presente los resultados anuales de la firma, que se esperaban para el lunes.

La empresa había decidió el 20 de noviembre posponer la publicación de sus resultados hasta el 2 de diciembre por las negociaciones que llevaba a cabo para vender su fábrica de acero en Alabama (EEUU).

La venta ya acordada incluye un contrato de suministro a largo plazo de la fábrica de acero en Brasil, que por el momento seguirá en manos de ThyssenKrupp.

El acuerdo con ArcelorMittal y Nipponsteel garantiza, según apuntan los medios financieros alemanes, que la planta de Brasil trabajará durante varios años al 40 % de su rendimiento.

Según fuentes del consorcio, con este contrato de suministro la firma reduce riesgos y la planta brasileña podrá salir a medio plazo de los números rojos.

Por otra parte, ThyssenKrupp ha decidido dar marcha atrás en la venta de su filial de acero Inoxum a la finlandesa Outokumpu, acordada el año pasado.

La firma alemana recibió por ese acuerdo 1.000 millones de euros y se hizo con el 29 % de la Outokumpu, a la que garantizó un crédito de 1.200 millones.

Según los medios alemanes, ThyssenKrupp recuperará la planta italiana Terni y la firma VDM y se cancelará el crédito con Outokumpu.

La decisión, según explica el diario Die Welt, es la respuesta a las reticencias mostradas por la Comisión Europea, que obligaban a Ouotkumpu a vender Terni al estimar que con esa planta la filandesa tenía una posición dominante.

El balance de Thyssenkrupp en este último ejercicio económico incluye unas pérdidas netas de 1.500 millones de euros. El consorcio alemán, que no pagará dividendos, cerró el ejercicio con un récord de pérdidas de cerca 5.000 millones y redujo sus deudas de 5.800 a 5.000 millones de euros. 

Normas
Entra en El País para participar